Agradecimiento de la familia de Yoly

Yolanda o Yoly (como la llamaban muchos), hace 4 años que ya no era la mamá, la abuela, la suegra, la consuegra, la vecina, la amiga, la hermana, que fue. De apoco se fue olvidando de todo lo que ella vivió con tanta intensidad y amor.
A nosotros, su familia, nos costó mucho tiempo aceptar esta enfermedad, pero de apoco fuimos aprendiendo a convivir con esa nueva mamá-bebe que teníamos.
El viernes 31 de octubre, a las 22:30 horas, quiso partir para estar cerca de sus otros seres queridos, que están en el cielo. Nos duele mucho su partida, pero nuestra Fe es muy fuerte y hace que entendamos que es la ley de la vida.
Mamá ya no está entre nosotros, pero nos dejó una enseñanza maravillosa: la solidaridad, la amistad, el amor al trabajo, el servicio a los demás, el respeto y muchísimos valores más.
Nosotros queremos agradecer muy especialmente a las cuidadoras, que hicieron posible que Yoli tenga una buena calidad de vida, porque le brindaron mucho amor en su cuidado: Marta Cáceres, Alicia Pacce, Susana Fosca y a Ethel González. También muy especial mente, el acompañamiento de Stella Carrique de Bruno, que nos visitaba, para hacer más amenas las tardes en casa.
Al Servicio de Emergencia de UDEM, a la Dra. Rita Ferrando, al Dr. Alejandro Armendáriz y al Dr. Martín Loiza, ellos durante estos 4 años la atendieron.
A las obras sociales: IOMA y PAMI, por brindarle todos los servicios y al personal de cada una de ellas, por la buena atención y predisposición en su atención.
Y a todos los que nos saludaron por teléfono, las redes sociales y nos acompañaron en el velatorio y en la Iglesia, por brindarnos y demostrarnos tanto afecto.
Muchas Gracias
María Estela y Juan Carlos Perelló.