Exequias del Padre Antonio Gradoazo

Esta mañana, ante cientos de fieles, se desarrollaron los actos de exequias del Padre Antonio Gradoazo fallecido ayer y cuyos restos fueron velados en el Templo Parroquial. El Ejecutivo de nuestra ciudad decretó dos días de duelo y bandera a media asta en homenaje a la fructífera vida sacerdotal del Padre, además de dar lectura al decreto de honor al paso del cortejo fúnebre frente al Municipio.

En el cementerio de nuestra ciudad, el Intendente Carlos Gorosito expresó: “El Padre Antonio fue Pastor de los pastores, hablar de Saladillo es hablar de usted, usted y Saladillo son la misma cosa, una comunión perfecta”.

“Creo que no podemos pensar un Saladillo sin Antonio,que acompañó el crecimiento de la comunidad y que nos enseñó muchísimas cosas como que si los hombres somos egoístas, interesados nos tenemos que amar igual; que a veces el éxito hace que tengamos falsos y verdaderos enemigos y que los queramos igual; que si hacemos el bien y nos devuelven el mal debemos seguir practicando el bien; nos enseñó a conjugar el verbo amar”, agregó.

Además, resaltó que su siembra fue muy buena, tremenda su humildad y que estuvo cerca de cada uno de nosotros y que protegió a su pueblo.

“Dios en usted ha hecho grandes cosas y usted ha hecho grandes cosas en la comunidad” digo Gorosito que resaltó el trabajo pastoral “rico y profundo” del Padre Antonio.

Por otra parte, el intendente hizo una referencia personal al decir que estuvo en cada momento de la vida de Carlos Gorosito en los buenos y en los malos momentos. “Lo vamos a extrañar mucho, lo seguimos queriendo. Deja un vacío en la tierra pero nos seguirá guiando desde al lado del señor” concluyó el Intendente.

Audio Carlos Gorosito:

En la misa previa, se leyó el testamento de Antonio Graduazzo, a continuación fragmentos del mismo:

“El Señor es justo y bondadoso, nuestro Dios es compasivo, el señor protege a los sencillos, yo estaba en la miseria y me salvó. Mi fin en la tierra es breve y quiero dejar constancia de mi amor y agradecimiento a Dios nuestro señor por su infinita misericordia”.

“Hay algo que no comprendo, que el Señor me haya traído a la comunidad de Saladillo y que en ella haya permanecido tantos años. Cuantas cosas podría haber hecho por esta maravillosa comunidad, por mis debilidades, mis limitaciones y también mi comunidad he dejado pasar”.

“A toda la comunidad, Dios los bendiga y retribuya el amor y todo lo que han hecho por mí, especialmente en el tiempo de mi enfermedad, gracias a la cual he aprovechado para orar por todos. A nadie tengo que perdonar, pero si he ofendido o escandalizado a alguno ruego me perdonen y yo seguiré orando por ellos. A todos los abrazo en el corazón sagrado de Jesús”.

Audio lectura de testamento: