Sobre la posible apertura de zoológico: Carta de un león a otro, por Ecos de Saladillo

Venimos escuchando en los últimos tiempos la posibilidad de que se instale en Saladillo un zoológico y queremos entonces opinar al respecto.

Creemos que con la problemática del cautiverio de animales salvajes, estamos viviendo un período de transición (un pasaje del cautiverio a lo natural). Ocurre también con los circos, que hoy en día tienen inconvenientes en gran parte del país para trasladarse de un lugar a otro o para dar sus funciones si es que cuentan con animales salvajes entre sus actores.

Hemos entendido que lo mejor que podemos hacer por ellos es mantenerlos en libertad, en su hábitat natural y que el esfuerzo debemos ponerlo en evitar los desmontes y el talado de las selvas para poder conservar la biodiversidad en todo su esplendor. Hemos aprendido también que el hombre es parte de la naturaleza y no su dueño.

Hoy, con técnicas de video y de fotografía es posible estudiar el comportamiento de estos animales en el lugar donde realmente se sienten libres, o sea en su casa, en sus selvas, montes, humedales, ecosistemas en general. Nada más alejado de todo esto es un zoológico, por más que se lo intente disimular con selvas artificiales y con argumentos pseudocientíficos.

¿Acaso, alguien puede creer que un predio de una hectárea en Saladillo (como el que se solicita), puede albergar monos, tigres, elefantes, osos y leones en algo parecido a una selva?

Hemos escuchado a quienes quieren abrir este zoológico y realmente nos quedamos con la sensación de que se trata de gente que quiere a los animales y que están acostumbrados a vivir con ellos. Por eso es que les pedimos que reflexionen y que acompañen este período de transición sin caer en el error de abrir una nueva jaula (por más moderna que esta pretenda ser)

Tal vez, si estos animales han nacido en cautiverio, producto de otra etapa de la humanidad, y que como consecuencia triste de esto, ya no pueden valerse por sus propios medios en su hábitat natural, sería más lógico donarlos a otro zoológico y no abrir uno nuevo. No nos gusta esta opción, pero parece más razonable.

Tenemos mucho que proteger acá en Saladillo en cuanto a ecosistemas, fauna y flora.

No perdamos el tiempo entonces en reciclar viejas recetas y discursos ya perimidos y recordemos algunas estrofas de esa hermosa canción (carta de un león a otro) escrita por Chico Novarro:

                                “Volver a la naturaleza, sería la mayor riqueza.

                                 Allí, podrán amarse libremente…

                                  Y no hay ningún zoológico de gente”

ECOS  DE SALADILLO