JL Salomón: A los queridos Empleados Municipales de mi Pueblo

150701 Jose Luis SalomonEs muy tarde y me acabo de decidir a escribirles, pues hay algo que me da vuelta en la cabeza y con ello seguramente me va a costar conciliar el sueño.
Estos días de campaña política, mientras recorro y converso con muchos vecinos de mi pueblo, recibo en reiteradas ocasiones el comentario de aquellos que trabajan en algún área Municipal, donde entre otras cuestiones, se les ha hecho correr el comentario que si gano las elecciones y me convierto en el Intendente Municipal, quien les escribe se transformaría en una especie de Ser duro, frío y malintencionado, capaz de aplicar severas e injustas sanciones laborales.
La verdad que quienes se están encargando de difundir estos comentarios no son dignos representantes de la gestión pública a la que aspiro llegar afortunadamente el próximo 10 de diciembre.
Ellos, seguramente, no me conocen lo suficiente, o en todo caso se hacen los que ignoran que me ha tocado desempeñarme como Secretario de Obras Públicas, Secretario de Gobierno, Secretario del Concejo Deliberante, Concejal, Presidente de Bloque, Presidente del HCD y en algunas oportunidades reemplazante del Intendente, aun en aquel largo periodo de 4,5 meses del año 2007, en oportunidad del accidente del actual Intendente.
Ellos saben que no soy un improvisado y que además existen muchos, pero muchos hombres y muchas mujeres que no fueron ni subordinados, ni maltratados, ni sometidos, ni subalternos, ni dependientes; por el contrario saben que cuando me toco actuar en las reiteradas oportunidades antes mencionadas, fueron mis verdaderos compañeros de trabajo, donde el respeto de ida y vuelta, reemplazaba al miedo y al temor.
También quiero manifestarle que una vez más, estas elecciones son la expresión del hombre libre, en donde podemos decidir recuperar, en un cuarto oscuro, sin presiones y sin cámaras ocultas que nos vigilen, la dignidad que todos nos merecemos.
Vota por el que más quiera, aunque sinceramente me gustaría que lo hagas por mí, pero no me pongo para nada mal si cuando, en ese sublime momento de imponer tu derecho al voto lo hace pensando que, el que vas a elegir es el que te va a garantizar el respeto y no el temor, el que te va a garantizar los derechos de la dignidad laboral, el que va a intentar todos los días reivindicar tu salario para que dentro de 4 años te sientas mucho más orgulloso de la recuperación de tu sueldo básico, el que te va ofrecer las oportunidades de superarte con capacitación, formación y preparación, el que no va a demorar muchos meses para poner en vigencia el estatuto Municipal que el juego de las escondidas lo viene ocultando desde hace muchos años y el que la va a pelear para ponerte en blanco como lo demostró, cuando por pocos meses dispuso de ese poder y lo hizo.
Te aclaro además, que todo esto que te digo, no es de una mente caprichosa que, solo quiere ser Intendente, como lo quieren hacer trascender algunos, sino de una mente que durante estos 8 años no ocupa una función pública, por decisión propia, y que esta vez entendió la imperiosa necesidad de involucrarse pues, está absolutamente dispuesto a intentar este desafio político para que todas estas necesidades y demandas no se postergar más.
La realidad, no hace falta que te la cuente, porque la conoces mejor que yo, y el futuro también te lo podes imaginar; ya que solo hace falta pensar en la dignidad del hombre, alejado de aquellos que quieren seguir prometiendo lo que ya demostraron que nada nuevo va a suceder.
Por último, no te asustes, confía, averigua y no te dejes mal influenciar. Solo es un momento de pocos segundos el que se requiere para cambiar lo que tanto te preocupa.
Me olvide de presentarme, soy José Luis Salomón, y no hay mentiras organizadas que pueda apagar el entusiasmo y la motivación con la que quiero llegar a representar a mi Pueblo.
Un abrazo.