Mural en calle Sarmiento y Taborda, Saladillo.

Homenaje al artista plástico Norberto Parrondo. Con el apoyo de la Fundación Soba – Parrondo, Casa Susana Esther Soba, y la colaboración de Jorge Dizeo.
«Cuando uno habla de paredes no deja de imaginar muros, estructuras firmes, impersonales, limitantes, pintadas de gris indefinido… son los muros de las cárceles, de los cuarteles, son las las paredes que dividen o limitan…y están las paredes de los colegios, que separan la vida de la calle con el conocimiento teórico de la enseñanza, que no siempre coinciden… y están los muros que tapan-, que se levantan para ocultar a los ojos del pueblo, las construcciones endebles y arracimadas de las villas….
los muros son así, ladrillo y concreto, sólidos estructurados pero, y por suerte existe el pero, pueden convertirse en un espacio de reflexión de recuerdos y de altísimo arte, y es así que tres jóvenes de la Facultad de Bellas artes de La Plata, Pamela Montarcé, Paula Mariotto y Nicolás Miramont, me han ofrecido el regalo de pintar un mural en la pared que da a la calle Sarmiento. Es así, que hoy tengo, en este mural la figura de Norberto Parrondo, sus manos tendidas al quehacer, tengo peces fileteados que son de colores inauditos… y también esta la inolvidable Susana Soba, bailando una zamba con Norberto en una noche de desvelo en Whashington. Hay colores restallantes y una armonía sin igual… tengo un muro vivido y colorido. Si este mural es un regalo para el pueblo, yo soy la primera en agradecer este presente.»11694381_708845469221476_1587482708_n 11741678_708845455888144_199188930_n 11749386_708845512554805_919905878_n 11751070_10205625018037998_1812414661_n 11758905_708845472554809_787266890_n