Gerardo Paoltroni: Si consideran que me he “enriquecido ilícitamente” durante mi función pública: FORMULEN LA DENUNCIA PENAL

Carta del ex Secretario del Concejo Deliberante, dirigida a los concejales y presidnte del cuerpo.

SEÑOR PRESIDENTE DEL

HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE SALADILLO

DR. ALEJANDRO ARMENDARIZ

S      /      D

De mi mayor consideración:

Tengo el honor de dirigirme a Ud. y por su intermedio a los restantes integrantes de ese Honorable cuerpo debido a las increíbles derivaciones y trascendencia pública producidas a partir de mi renuncia como Secretario del mismo, por los motivos que ya son de público conocimiento.

Luego de haber reconocido ante ese Cuerpo y medios de prensa haber cometido, de mi parte, un error reprochable quizás éticamente (haber concurrido en la noche del 31 de diciembre ppdo a un lugar donde luego se produjo un procedimiento que culminó con su clausura), renuncié en forma irrevocable a mi cargo.

Sinceramente consideré que con ello, al menos en lo que a mi persona se refiere, el capítulo se encontraba cerrado, máxime cuando la renuncia fue aceptada por unanimidad y no existió ningún reproche a mi actividad como funcionario de ese Concejo; sino por el contrario, palabras de elogio, como la de la sra. Concejal Beatriz Dalmazzo –entre otros- (que obviamente agradezco profundamente).

Pero ha transcurrido ya más de un mes de aquella lamentable situación y mi nombre continúa en boca de algunos concejales y de los medios de comunicación, con derivaciones y adjetivaciones que realmente sorprenden, angustian, injurian, calumnian. Se habla de apropiación de inmuebles aprovechando el carácter de funcionario que detentaba; se habla de enriquecimiento ilícito, se habla de tráfico de influencias, se habla de ocultamiento de información, se habla de ejercicio de actividades incompatibles con el cargo que detentaba, se habla de herencias vacantes apropiadas indebidamente, etc, etc. No escapara a v/ conocimiento ni a los restantes miembros de ese Cuerpo que muchas de esas imputaciones trascienden ya el plano “ético” para, directamente, imputarme comisión de delitos.

Consideré durante todo este tiempo que lo más prudente era llamarme a silencio, mi explicación –creíble para algunos y no así para otros-,  pero en definitiva “mi verdad” había sido explicada en mi nota de renuncia, que por otra parte también tomó estado público. Pero el cariz que ha tomado mi situación ya no me permite mantenerme impasible; tengo esposa, hijo, padres, familia, amigos que no merecen éste enorme sufrimiento.

Los temas puntuales que originan todas la mencionadas imputaciones, pueden sintetizarse en tres: 1º) La situación de los 38 lotes de terreno ubicados en el Cuartel I de éste Partido, 2º) Mi supuesta relación con el sr. Hugo Genazzini y con el lugar donde se efectuó la clausura en la noche del 31 de Diciembre ppdo; y 3) El supuesto ocultamiento de una nota presentada por el vecino Adolfo Acuña en el Concejo Deliberante mientras me desempeñaba como Secretario.

1º) La situación de los 38 lotes de terreno ubicados en el Cuartel I de éste Partido:

Hago la siguiente aclaración tratando de resumir:

a) El titular registral de los mencionados lotes era el sr. Emeterio Pérez, casado con la sra. Rosa Rodríguez. Fallecidos ambos, tramitaron sus sucesiones, habiendo sido declarados herederos sus cinco hijos: María del Amparo, Esther, Lorenzo, Justa y María Patrocinio Pérez, en una proporción del 20% cada uno de ellos). La heredera Patrocinio Pérez era su vez casada con don Germán Antonio Bianco, habiendo de dicho matrimonio dos hijos, el Dr. Germán Antonio Bianco (reconocido médico de ésta ciudad fallecido en 1.976) y la Dra. Gloria Maris Bianco (también reconocida bioquímica y farmacéutica fallecida hace pocos años).

b) Los originales herederos del titular registral: María del Amparo, Lorenzo y Justa Pérez cedieron por escritura pública sus derechos hereditarios (20% cada uno, total 60%) a favor de sus sobrinos, Dres Germán Antonio Bianco y Gloria Maris Bianco, cesiones que se encuentran debidamente agregadas al expediente sucesorio de los mencionados causantes.

c) Producido el fallecimiento del Dr. Germán Antonio Bianco (en 1.976) también se tramitó su sucesorio, declarándose herederos a su esposa, sra. Nora Pesara de Bianco y a sus cuatro (4) hijos, Germán Antonio, Guillermo, Ricardo y Nora María Bianco. Por su parte, la esposa, sra. Nora Pesara, cedió su parte a favor de su hijo Germán Antonio Bianco, también por escritura pública que obra agregada en el expediente sucesorio del Dr. Bianco.

d) Producido el fallecimiento de doña María Patronicio Pérez, sus únicos herederos fueron su hija: Dra. Gloria Maris Bianco, y sus 4 nietos (hijos de su hijo prefallecido Dr. German Antonio Bianco: Germán Antonio, Guillermo, Ricardo y Nora María Bianco). Consecuentemente y a ese momento en virtud de las referidas transmisiones hereditarias y cesiones, los propietarios eran: Sra. Esther Pérez (20%), Dra. Gloria Maris Bianco 40%,  Cdor Germán Antonio Bianco (h) (16%), Guillermo Bianco (8%), Ricardo Bianco (8%) y Nora María Bianco (8%)= Total 100% del dominio.

e) Por escritura pública nº 517 del 30/10/2007 pasada por ante el Escribano público de ésta ciudad Eduardo Rivarola, la sra. Esther Pérez (propietaria del 20%), la Dra. Gloria Maris Bianco (propietaria del 40%) y el contador Germán Antonio Bianco (h) (propietario del 16%), cedieron en forma onerosa sus derechos y acciones hereditarios a favor de la sra. Norma Errasti, deviniendo ésta propietaria del 76% indiviso.

f) Por escritura pública nº 88 del 27/2/2008 pasada por ante el Escribano público Eduardo Rivarola, los Sres. Ricardo Enrique y Guillermo Augusto Bianco (propietarios cada uno del 8% indiviso como herederos del Dr. Germán Antonio Bianco= 16% en total), cedieron en forma onerosa sus derechos y acciones hereditarios a favor de la sra. Norma Errasti, deviniendo ésta propietaria del 92% indiviso.

g) Por escritura pública nº 448 del 20/1/2009 pasada por ante el Escribano público Eduardo Rivarola, la sra. Nora María Bianco (propietaria del restante del 8% indiviso como heredera del Dr. Germán Antonio Bianco), cedieron en forma onerosa sus derechos y acciones hereditarios a favor de la sra. Norma Errasti, deviniendo ésta propietaria del 100%.

h) Posteriormente, por escritura pública nº 328 del 16/11/2010 pasada por ante el Escribano público Horacio Etchegoyen, la sra. Norma Errasti CEDIO en forma onerosa dicho 100% en favor de la persona jurídica “Edear S.A.” (50%), del sr. Claudio Andrés Paoltroni (25%) y del suscripto (25%), en condominio.

Queda absolutamente claro entonces la legitimidad de mi propiedad en condominio (me corresponde un 25%) sobre los citados 38 lotes de terreno, habiéndose cumplido en su transmisión con las formas y el modo. Por otra parte toda la documentación reseñada (como los expedientes judiciales) son instrumentos públicos que pueden ser consultados por cualquier interesado.

Agrego por último, que la operación de compra a la sra. Errasti se realizó por intermedio el martillero local Ricardo Lilli, a quien pueden consultar.

En otras palabras ante la decisión de realizar una inversión consulté al mencionado martillero y entre otras alternativas nos ofreció el mencionado predio que fue el que, finalmente, se adquirió.

Queda demostrada con meridiana claridad que no existió de mi parte ni herencias vacantes apropiadas indebidamente, ni de aprovechamiento de mi cargo público para “ocupar” inmuebles, ni de “tráfico de influencias”.

2º) Mi supuesta relación con el sr. Hugo Genazzini y con el lugar donde se efectuó la clausura en la noche del 31 de Diciembre ppdo: Ratifico lo dicho en mi nota de renuncia. Agrego que 22 de los mencionados lotes (coincidentes con el lugar donde se realizó el operativo de la noche del 31 de diciembre), fueron arrendados por los tres Propietarios antes mencionados, mediante contrato del día 30/11, al sr. Hugo Genazzini, con quién no estoy ligado con ningún tipo de relación comercial, ni laboral, sino familiar, por ser el padre de mi esposa. Se trato de un contrato para utilización del predio con fines lícitos, no prohibido por las leyes y bajo la exclusiva responsabilidad del arrendatario.

3º) El supuesto ocultamiento de una nota presentada por el vecino Adolfo Acuña en el Concejo Deliberante mientras me desempeñaba como Secretario: Por supuesto que tampoco existió tal supuesto “ocultamiento” o “cajoneo” del que también livianamente se habla.

Trataré de ser sintético:

El día 28 de Diciembre de 2010, el señor Acuña presento una nota en el H.C.D. que fue recepcionada por una de las empleadas administrativas Sra. Gabriela Porretti; nota que tiene sello de recepción con fecha y hora: 12:30 hs del día 28 de Diciembre de 2010.

Se realizó el procedimiento habitual de toda nota que ingresa al Concejo. En el momento de la presentación yo estaba regresando de hacer algunas de las tareas diarias correspondientes a mi función como secretario del cuerpo, luego de unos minutos me anotician de la recepción de la nota, procediendo a dar lectura de la misma para informar al presidente. Acto seguido, intento comunicarme telefónicamente con él, sin tener éxito.

Inmediatamente llevo la nota al lugar donde se coloca toda la documentación recepcionada  en el H.C.D, realizando de esta manera el procedimiento como se hacía habitualmente. Dando ya por finalizadas las tareas del día.

Ese mismo día, en horas de la noche, en una reunión realizada en el comité de la U.C.R,  aprovecho la oportunidad y comunico verbalmente al presidente, entre otras cosas, de la recepción de esta nota, circunstancia que el sr. Presidente manifestó no recordar y doy por supuesto que así debe ser, quizás porque la conversación se realizó en un ámbito que evidentemente no era el apropiado.

Cabe recordar que los días 30 y 31 de Diciembre de 2010 fueron feriados, luego ocurrieron los acontecimientos que tomaron estado público, convocándose a sesión extraordinaria, donde se omitió incorporar la nota del vecino Acuña, pero de ninguna manera se oculto o se “cajoneo” la misma por parte de nadie, la nota estaba en el lugar en que correspondía, junto a toda la documentación recepcionada hasta esa fecha.

Sinceramente me asombra que ningún edil, con todos los cuáles compartí el tiempo que duró mi función con un trato fluido, amable y fundamentalmente respetuoso, sin ninguna distinción de colores políticos, se hallan comunicado conmigo  para informarse antes de lanzar por los medios de prensa tan tremendas acusaciones contra mi persona.

Naturalmente si alguna duda, por mínima que fuere, cualquier miembro de ese Honorable cuerpo hubiere tenido (o tenga) respecto de supuestos hechos ilícitos cometidos en mi gestión, no sólo resulta correcto que se me haga investigar, es más, RESULTA SER UN DEBER porque así se lo impone la ley. Pero no es menos cierto que la investigación debe ser canalizada a través de los órganos naturales del Estado de Derecho, esto es el Poder Judicial, presentando todas las denuncias a que se consideren con derecho –y en éste caso, por ser funcionarios públicos, CON OBLIGACION DE HACERLO-. Lo que es inaceptable es que todo se realice mediáticamente y, peor aún, con distintas intencionalidades políticas y que el honor, la honra, la honestidad y la dignidad de las personas (esta vez, MI persona), sea manoseada, manipulada, ultrajada, sólo a base de “dimes y diretes” e, insisto -porque a ésta altura ya no me caben dudas- con el único objetivo de pretender lograr algún rédito político. Los que así actuaron y actúan: Están realmente convencidos que de esa forma lo logran?; Hablan con los vecinos que representan para conocer si están de acuerdo con tal tipo de accionar?

Les ruego Sres. Concejales (más allá –repito- que resulta ser una OBLIGACION que les impone el artículo 287 del Código procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires), que: Si consideran que me he “enriquecido ilícitamente” durante mi función pública: FORMULEN LA DENUNCIA PENAL; Si consideran que cometí el delito de “tráfico de influencias”: FORMULEN LA DENUNCIA PENAL; Si consideran que usurpé “herencias vacantes”: FORMULEN LA DENUNCIA PENAL; Si consideran que realicé “negocios incompatibles con mi función”: FORMULEN LA DENUNCIA PENAL; Si consideran que manejé información pública en beneficio particular: FORMULEN LA DENUNCIA PENAL. Ese es el ámbito y no la prensa y obviamente Uds. No pueden desconocerlo.

En Saladillo nos conocemos casi todos, pero para aquel que no me conoce le informo que trabajo desde los 13 años y cualquiera puede indagar, consultar o investigar mis antecedentes.

El 11 Junio del Año 2010 me recibí de Contador Público y pocos días después accedí a la propuesta de ser Secretario del H.C.D., asumiendo el cargo el día 22 de Junio de 2.010. Cumplí mi función con eficiencia, tal como se reconoció públicamente en la sesión extraordinaria del día 11 de enero ppdo. Ante el primer acto de mi vida privada que pudo ser considerado reñido con la ética de mi función, renuncié.

Me alarma la metodología empleada por algunos ediles de acusar y después pretender averiguar o decir que denunciarán, porque cuando se llega a la verdad (si es que se llega y seguramente si no lo es por medio del órgano correspondiente, nunca se llegará) ya el camino quedó plagado de mentiras, dudas, acusaciones desprestigiantes para quién la sufre. Por más que luego se demuestre lo contrario, EL DAÑO ya se cometió y será irreversible.

                Insisto, soy el PRIMER INTERESADO EN QUE SE ME INVESTIGUE, pero en el ámbito que corresponde, donde puedo ejercer mi legítimo Derecho de defensa y donde se obtendrá la “verdad”.

Como ciudadano, como persona comprometida, como militante político, sigo creyendo que la política es la única vía para fortalecer el sistema representativo, republicano y democrático de gobierno; pero “hacer política”, en mi muy humilde convicción, no significa humillar,  descalificar o acusar falsamente al prójimo pretendiendo algún rédito netamente personal. Eso es “politiquería”, demagogia; o, peor aún, encontrar un “chivo expiatorio” para distraer la atención de los vecinos para que no se vean o no se traten cuestiones que son realmente graves o importantes para la comunidad.

                Recuerdo que en aquella triste sesión extraordinaria del día 11 de enero ppdo, donde lisa y llanamente se pretendió realizar un “juicio ético” respecto de mi persona, con buen criterio la concejal Dra. Dortona (a la que luego adhirieron los concejales Tomatti, Negri, Lissalde y no recuerdo si otros, sabrá disculparme si omito), expresó que no era correcto ni apropiado debatir la conducta de una persona (el suscripto) que no se hallaba presente para defenderse. Por ello y como efectivamente no tuve oportunidad ni siquiera de aclarar sobre tanta cantidad de acusaciones sin sustento que se dijeron esa noche y que se multiplicaron en la sesión extraordinaria posterior, del 27 de enero –ambas difundidas televisivamente en forma completa a la comunidad-; ya en el límite de mi tolerancia hacia tantas afirmaciones y acusaciones erróneas, difamatorias y/o mal intencionadas, ruego que en un acto de grandeza, tenga a bien leerse ésta nota en la próxima sesión y también con los medios de prensa presentes; ya que será éste mi único descargo y/o aclaración y/o como quiera llamárselo que efectuaré públicamente. Por el resto, espero realmente con ansias que le den intervención a la Justicia.

Sin otro particular, saludo a Ud. y por su intermedio a todos los integrantes de ese Honorable cuerpo con mi más distinguida consideración.

Gerardo Paoltroni

D.N.I. 28.215.420