Mirta Petrocini: “sin cambio en ganancias será difícil un acuerdo paritario”

La presidente de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, aseguró esta mañana que “la posibilidad de llegar a un acuerdo en la Paritaria docente deberá incorporar el compromiso de una modificación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Si el Gobierno nacional no realiza esos cambios, será muy difícil llegar a un acuerdo”, agregó la dirigente gremial.

Petrocini explicó que “una porción importante de los trabajadores de la educación verían licuado un eventual incremento salarial por las distorsiones de ese impuesto nacional que consideramos regresivo y perjudicial para el bolsillo de los trabajadores”.

Desde hace más de dos años, la FEB ha planteado ante instancias del Gobierno la necesidad de eliminar el gravamen que obliga a aportar parte del sueldo al fisco nacional.

“Otra vez incluimos este reclamo en la discusión paritaria reabierta recientemente en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires”, aseguró Petrocini.

Mirta Petrocini sostuvo que durante el encuentro con las autoridades provinciales “solicitamos un salario mínimo de $2.500, la eliminación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, la desaparición del tope en la liquidación de las Asignaciones Familiares, la resolución de inequidades específicas sobre algunos cargos, además de una serie de cuestiones técnicas que serán trabajadas en las Comisiones”.

“Estamos a la espera de una definición en el ámbito nacional, donde se establecerá una base para la negociación en las distintas jurisdicciones del país. Pero exigimos que esa resolución incluya las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias”, dijo Petrocini. Además reiteró que “no vamos a aceptar un aumento escalonado o desdoblado. Pedimos una cláusula que prevea la reapertura y revisión de la cuestión salarial a mediados de año. Esto lo hacemos porque el año pasado la inflación se disparó y los sueldos quedaron relegados”.

Asimismo, la presidente de la FEB indicó que “debemos consolidar un salario digno, que incorpore dinero al básico y que le permita a los docentes recuperar el poder adquisitivo”.