Dialogamos Con Leticia Garcia, Gerente De La Fundación Flexer, En El Día Internacional De La Lucha Contra El Cáncer Infantil

Leticia Garcia Gerente de la Fundación Flexer (creada en 1995 en memoria de Natalí Flexer niña que padeció y falleció de cáncer) respondió a esta tarde a FM 90 la no menos complicada pregunta acerca de cómo se informa al niño la enfermedad que padece, en el Dia Internacional De La Lucha Contra El Cáncer Infantil.

“Lo principal que debemos saber es que la información que se le da a un niño depende de la edad que tenga, pero fundamentalmente de lo que el chico quiera saber. No se le puede imponer información sólo porque uno cree que el niño tiene que saber. Tampoco se les informa a todos los chicos de la misma manera”, resumió, al tiempo que contó que “en general, son los padres quienes se ocupan de contarles a los niños pero, cuando son más grandes, los chicos prefieren que sea el profesional quien se les brinde la información”.

Para ella, “es esencial respetar los tiempos del niño y contarle sólo hasta donde quiere saber”.

“El tema con el cáncer es que el tratamiento es lento y hay que explicarles que hay que seguir con el mismo igual. A veces los padres ven que el niño responde positivamente y lo abandonan porque piensan que su hijo ya se curó. En muchos casos, como los efectos colaterales de la quimioterapia son difíciles piensan que con este tratamiento sus hijos se sienten peor y deciden no continuar”.

La enfermedad es muy fuerte y los tratamientos lo son en concordancia. Por eso -según Leticia- “lo más importante es la información a los padres y no tanto al niño”.

Acerca de qué tipo de cáncer se desarrolla en un niño, aseguró que “los más frecuentes son las leucemias, seguidas de los tumores del sistema nervioso”, a diferencia de los adultos, que los tumores que desarrollan “son completamente distintos”.

En ese sentido, diferenció que “muchos de los tipos de cáncer que se dan en la adultez son resultado de la exposición a agentes productores de cáncer, como tabaco, dieta, sol, agentes químicos y otros factores que tienen que ver con las condiciones ambientales y de vida, mientras que las causas de la mayoría de los tipos de cáncer pediátricos son, todavía, desconocidas”.

“La mayor parte de los adultos que padecen cáncer pueden ser tratados a nivel local, en sus comunidades de residencia, en cambio, el cáncer infantil no es tratado por el pediatra; un niño con cáncer debe ser diagnosticado con precisión y tratado por equipos de especialistas en oncología pediátrica”, resaltó la mujer.

Otra diferencia que remarcó “es que el cáncer infantil tiene en la mayor parte de los casos un mejor pronóstico que el de adultos, por lo que es importante que todos los niños accedan al tratamiento adecuado en el tiempo indicado”.

Consultado acerca de si se trata de una enfermedad genética, destacó que “hay algunos casos donde hay una predisposición genética, pero la gran mayoría de los casos son esporádicos”.

 “Hay que destacar que los fondos se destinan a la prevención de cáncer en adultos. En el caso de los niños casi ningún tumor es prevenible pero sí tiene mucha importancia la detección temprana y el tratamiento adecuado. Los esfuerzos en mejorar el cáncer infantil tienen que estar depositados en este punto”, enfatizó la mujer.

El apoyo al entorno, un factor elemental en el tratamiento.

Antes de finalizar Leticia nos comentó que la cara de la Fundación es Lionel Messi, motivo por el cual todos los que se inscriban en la página de la entidad podrán participar de un sorteo por una camiseta del futbolistas autografiada.

Por contactos con la entidad pueden bajar la pagina www.fundacionflexer.org.ar