Qué es y que puede llegar a ser la nota numeral, en la Educación?

Según investigaciones sociales de la nueva modernidad, los  “sistemas sociales  son solo  sistemas  de comunicación”, hay dos grandes tipos de sistemas, Sistemas Físicos: dentro de los sistemas físicos se hallan los sistemas mecánicos, (ej maquinarias de respuesta prevista) y los sistemas orgánicos, (ej.:  los sistemas de los seres vivos  de respuesta imprevista)  y  Sistemas de Sentidos:; dentro de los sistemas de sentido encontramos:  Sistemas Sociales y Sistemas Psíquicos, los que resultan ser sumamente complejos : los estudios de la modernidad, dejan de lado el esquema sujeto objeto, que se planteaba en la filosofía tradicional, para entrar en el ámbito de la comprensión.  Para ampliar y ajustar conceptos, aconsejo leer obras de Niklas Luhmann (1989).

No podemos dejar de reconocer que el Sistema Educativo , se corresponde a una Sistema de Sentidos, en el cual se hallan  incluidos, tanto un sistema social como un sistema psíquico, por lo que resulta aún de mayor complejidad, resultando finalmente un sistema de comunicación.

Desde el punto de vista Institucional, “la nota” es el uno de los dos pilares  esenciales sostenes del sistema Educativo. Delante de la nota no hay nada y detrás de la nota tampoco. En realidad la nota no garantiza ni certifica nada/ y si algo certifica es tan momentánea dicha certificación, que solo le sirve al alumno para el tránsito dentro del espacio del sistema en el que se halla instituido y en todo caso para alcanzar el certificado que le permita liberarse del tramo. El otro pilar que sostiene todo el sistema educativo, es la entrega de algunos certificados, que tampoco garantizan nada, ni siquiera estar preparado para una introducción satisfactoria en el tramo siguiente, ni en la vida cotidiana, y menos en el mundo del trabajo,  la creatividad o el autosustentamiento. Sólo se podrían garantizar garantías legales hacia el interior del sistema y entre sus tramos. Al parecer, según algunos investigadores, la nota solo sirve para sujetar al sujeto, para reciclar y reducir un sistema de pensamiento y emociones independiente y conducirlo hacia una finalidad poco previsible, por el alumno mismo. Para llegar a un resultado no previsible por los educadores que no posean un espíritu de finizze. Las escuelas continúan y continuarán por largo tiempo, produciendo lo que producen, y lo que siempre han producido, pensamientos estructurados, creencias estigmatizadas, discriminaciones marginales.

Las escuelas no han podido sostener un esquema de valores  de las sociedades que han querido educar.  La educación para la salud,  no ha podido frenar el flagelo de las enfermedades, ni de las adicciones,  ni de la muerte.  La educación, en su intento de sujetar al sujeto,  tampoco ha podido  frenar el corrimiento de los grupos sociopolíticos  a otros espacios y otras formas de compartir la cotidianidad,  y tampoco le ha sido posible evitar que todos entremos en esta sociedad de la postmodernidad, una sociedad de consumo, una sociedad de riesgo cada vez más acentuado, una sociedad disgregada, poco solidaria y cruel en algunas instancias.

Desde el punto de vista subjetivo, la nota es para cada educador un ente diferente, y en mi opinión se halla sustentada tanto en elementos intrínsecos  a la enseñanza como en elementos extrínsecos a ella. Intrínsecos, son los inherentes al proceso Enseñanza- Aprendizaje: objetivos, metas, finalidades, principios. Métodos, técnicas etc. Y los extrínsecos se relaciones con cuestiones inherentes a los estados emocionales de los sujetos que enseñan y,  a los sujetos que aprenden y a las interrelaciones que entre ellos se generan, debido a los marcos socioculturales que cada uno posee. O sea las interrelaciones entre los Esquemas Conceptuales Referenciales de cada uno. Además de esto no podemos dejar de reconocer que en estas construcciones de la nota también participan las presiones  de los directivos de cada Institución, cargadas por las referencias institucionales del sistema.

En la mayoría de los casos, los alumnos desconocen cuáles son los indicadores sobre los cuales se les ha de montar la estructura evaluativa, pero de lo que sí estamos seguros, es que la nota no se debe a una construcción objetiva, ni intersubjetiva, ni social, ya que en la mayoría la decide una persona a cargo  de esta determinación, donde no dejan de participar los factores emocionales y la intencionalidad del sujeto que enseña desde el principio del proceso de la enseñanza.

En mis sesenta y seis años de historia de la Educación, he oído de todo. Y en este momento recuerdo un dicho que más o menos decía esto. La nota de un alumno depende de lo que su educador le ha enseñado. Si Usted ha enseñado para cuatro, el alumno merecerá un cuatro, Si Usted ha enseñado para diez, su alumno tendrá un diez. Esto depende de la organización de la enseñanza y de las estrategias de diversidad que sea capaz de invertir  y proyectar en el Proceso de enseñanza grupal. De lo que el docente sea capaz de conocer a todos y a cada uno de sus alumnos y sus circunstancias. Y para conocerlos hace falta escucharles y nunca responder a preguntas que nadie le ha hecho.

La nota injusta provocará un ser injusto, o un ser herido o violado por la injusticia, o un ser sujetado o disminuido  en sus posibilidades de crecer, de pensar, de crear, de tener una justa autoestima.  Lo que es justo para mi, puede ser injusto para ustedes. Los hombres y las mujeres en su niñez, son tan maravillosos seres en potencia, que quizá los adultos nunca los podremos alcanzar  en sus capacidades y potencias y aún así he oído a docentes decir:  ¿Qué vas a hacer con estos?, si son un ente.

Cuidado con la nota!!!!!

Prof Francisca Josefa Nicolini

DNI 5.002.503