Comunicados del Sutpa: “Rutas más inseguras” y “No a 50 familias en la calle”

NO A 50 FAMILIAS EN LA CALLE

Desde el SUTPA siempre denunciamos la falta de obras, la desidia del Estado, y la falta de control y de inversión en rutas y autopistas. Nosotros no estamos en contra de las obras en la ruta 205, absolutamente necesarias, pero siempre y cuando se prioricen las fuentes de trabajo y  la seguridad de los usuarios.

En ninguna de las reuniones que participamos se anunció la demolición del peaje Saladillo. El director de Vialidad Nacional, Javier Iguacel traicionó el diálogo, la confianza y la buena predisposición para llegar a un consenso.

En connivencia con el Intendente, José Luis Salomón difunden la falsa idea de “Ruta Segura”, y es totalmente lo opuesto porque en las rutas donde no haya sistema de cobro de peajes, no habría Seguridad Vial. Los móviles que están contemplados en los pliegos preliminares van a cubrir los tramos de autopistas y no de “Ruta Segura”.

Según el plan de obras que presenta en su página Vialidad Nacional, el tramo Roque Pérez-Saladillo tendría fecha de inicio a principio de 2021. Pero el pre pliego aclara que el peaje de Saladillo se levantaría inmediatamente después de la toma de posesión por parte del nuevo contratista.

Si la obra tardará en llegar más de dos años y el peaje se levantará inmediatamente; que Javier Iguacel, Director de Vialidad Nacional, y  José Luis Salomón, Intendente de Saladillo, nos digan ya: ¿Dónde van a ubicar y qué función van a tener los  trabajadores del Peaje?

No estamos haciendo política. Estamos luchando por los derechos de cada trabajador para que mantenga su puesto de trabajo y su calidad de trabajo. Si 50 familias quedan en la calle se resiente toda la economía de la zona. Necesitamos soluciones integrales.

SINDICATO ÚNICO DE TRABAJADORES DE LOS PEAJES Y AFINES

Sergio Sanchez

Secretario General

 

Rutas más inseguras

Nuestro Sindicato viene desde septiembre de 2017 manteniendo reuniones con las autoridades de Vialidad Nacional, el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Trabajo de la Nación, aportando nuestra experiencia y nuestro conocimiento y el de equipos técnicos especializados en el tema, para lograr una definición sobre los contratos de los corredores viales nacionales – vencidos y prorrogados hasta abril de 2018.

Vemos con preocupación que el consenso que se logra a base dediálogo en esas mesas interdisciplinarias luego no se plasma en los pliegos preliminares publicados y que definirán el futuro de esos Corredores y sus trabajadores.

En la Audiencia pública celebrada el pasado miércoles en la Ciudad de Saladillo se informó a los presentes que la Estación de Peaje de Saladillo se levantaría definitivamente; cabe aclarar que en ninguna de las reuniones mantenidas se hizo mención a esta posibilidad anunciada.

Resulta difícil confiar en un gobierno cuyo jefe de gabinete hace tan solo unos meses juraba que no se iba a cerrar Fabricaciones Militares Fanazul y hoy ha dejado a 230 familias en la calle a pesar de sus palabras.

La eliminación de estas cabinas de peaje supone dejar en la calle a 50 trabajadores, situación que este proyecto soslaya o simplemente no contempla.

El mal estado de estas rutas nacionales, como la 205 donde está ubicado ese Peaje, son el resultado de años de desidia de un estado ausente. Del total de obras anunciadas para la primera etapa 1.300 km se construirán bajo la modalidad de ruta segura. Paradójicamente esta denominación implica que el estado le quitará la obligatoriedad de la Seguridad Vial, como la que prestan actualmente las Concesionarias Viales, y se la trasladará a los municipios sin garantizarle nuevos recursos. Resulta difícil entender como los intendentes son cómplices de esta maniobra cuando tendrán que destinar móviles y efectivos que dejarán de patrullar sus municipios, sólo para beneficiar a las empresas privadas, incluso más aún en un país como la Argentina cuyos índices de siniestralidad vial son alarmantes. Más que ruta segura, los usuarios y sus familias transitarán por rutas cada vez más inseguras.

Hemos sido los primeros en denunciar el mal estado de la infraestructura de rutas y accesos. Ya en el año 2012 publicamos en diarios de circulación nacional solicitadas denunciando esta situación. Entendemos mejor que nadie la necesidad de las obras, pero estas mejoras deben hacerse con la gente en sus puestos de trabajo. Los trabajadores no somos responsables del incumplimiento de las empresas y la falta de control de los organismos estatales.

Estamos, como siempre, dispuestos al diálogo. Pero los resultados de los consensos a los que llegamos por este medio deben traducirse en los pliegos que Vialidad Nacional dará a conocer a la opinión pública.

Sergio Julián Sanchez

Secretario General

SUTPA