Las actitudes

 

 

 

La actitud con la que iniciamos el día, con la que abordamos una situación o respondemos a un amigo o colaborador, está completamente bajo nuestro control.

 

 

 

En muy pocos aspectos de nuestras vidas ejercemos un dominio absoluto, pero nuestras actitudes son una decisión personal en todo momento.

 

 

 

Es muy estimulante darnos cuenta del poder que tiene nuestra capacidad de elección.  Significa que no estamos sujetos al dominio de otros, si tal es nuestra decisión.

 

 

 

La libertad de actuar, de pensar y de soñar nuestros propios sueños es nuestra cuando la ejercemos.

 

 

 

Hoy celebro mi poder.  Soy libre de escoger todas y cada una de mis reacciones en cada encuentro.