Agruparte: en situación, haciendo con otros un nos-otros, se construyen los DDHH

Hoy, 24 de marzo de 2018, conmemoramos una fecha dolorosísima de nuestra historia como País. Cada vez que hacemos memoria sobre estos tiempos, una mezcla de emociones nos toma el cuerpo entero. Nos resuenan vibraciones de distintos colores, que van desde la profunda tristeza, hasta la bronca y la indignación. Cuando escuchamos a los dictadores, su fría crueldad, no podemos dejar de indignarnos. Y cuando nos ponemos en el lugar de las madres, una dulce tristeza nos estruja. Y algo se transforma, hasta empoderarnos.
La Casita de la Vía, es heredera de las luchas de los Derechos Humanos (DDHH). Sentimos profundamente una posición ética en relación a la Historia, al Poder y a la época. Nuestra cosmovisión y metodología se gesta y estructura desde y bajo la perspectiva de la Educación Popular, para abordar y trabajar junto a sujetos en estado de vulnerabilidad social. Vulnerabilidad que es producto del Sistema en el que vivimos. Así, por medio de esta metodología, los DDHH se concretan en hechos, en acción, no se sostiene solo desde los discursos. Los DDHH se hacen día a día, en cada jornada, en cada situación. La Casita, se propone generar sujetos conscientes de clase, sujetos críticos, sujetos libres y sujetos emancipados. El fin es seguir trabajando para transformar lo invisible, para transformar a «Los nadie» de Galeano, en sujetos históricos, que se hacen lugar, que se muestran, hablan y crean… luego vendrá la instancia de la crítica para consolidarse en su condición de clase… así, en situación, haciendo con otros un nos-otros, se construyen los DDHH. Así, este noble espíritu baja de los discursos platónicos para embarrarse con el Pueblo. Pueblo que tanto los necesita.
Y ese es nuestro modo de decir cada día ¡Nunca Más!
Como seres «sentipensantes» que somos, encauzamos nuestro sentir en Arte.
Queremos compartir un video que muestra el trabajo de Jóvenes y Memoria 2016 titulado:
«La Casita de la Vía:
Haciendo memoria,
escribiendo historias,
construyendo derechos».
Con el hermoso mural que grita a viva voz «¡Pase lo que pase, no te traiciones!»