Memoria, Verdad y Justicia: homenaje a Noemí Esther Giannetti Godoy de Molfino

El Colectivo por Memoria, Verdad y Justicia Saladillo, organizó hoy un encuentro en el Memorial (Belgrano entre Alem y M. Acosta) para recordar a cada uno de los militantes populares desaparecidos o asesinados por el terrorismo de Estado (1976-1983) vinculados a Saladillo.

Ellos son:

Nacidos en Saladillo: Noemí Esther Giannetti (Godoy) de Molfino, Osvaldo Roberto Rodríguez (Duarte), Roque Miguel Núñez (Dortona), María del Carmen Núñez (Dortona) de Lizaso, Horacio Vital Pedraza (García Guerra)

Hijas de saladillenses o vinculadas a Saladillo Haydeé Noemí Zagaglia (Freddi) – Hija de Bernardo Zagaglia, de Cazón / Luis Ángel Dadone (Hansen) – Hijo de la saladillense Juana Hansen / Roberto René Fueyo (Pedraza) – Hijo de María Angélica Pedraza / Luis Daniel García (Ganchegui) – Sus padres y un hermano viven en Saladillo / Antonio Enrique Piovoso (Mengarelli) – Hijo de Elsa Mengarelli y Héctor Piovoso / Marcela Molfino (Giannetti) de Amarilla – Hija de Noemí Giannetti / Lucía Perriere de Furrer, esposa de Néstor Furrer, ambos desaparecidos, hermana y cuñado de Luis Perriere, periodista que vive hace más de 15 años en nuestra ciudad.

 

Posteriormente, en el SUM de la Escuela 1, se proyectó un video en relación a la vida de Noemí Esther Giannetti Godoy de Molfino, encontrándose presente su sobrina María Esther, que se llegó desde Mar del Plata y en el Memorial, leyó un conmovedor relato de uno de los hijos de Noemí.

Stella Maris Dortona, presentó el video expresando que “lo que compartimos hoy es el inicio de una inscripción. La inscripción de Noemí, nombrada y homenajeada en el país y en el exterior y hoy en su pueblo natal. Y acá, justo en esta escuela que tanto ella como sus hermanos asistieron.”

Finalmente, en la esquina exterior, se descubrió una señalética con su nombre.

 

Durante el acto en el Memorial, se dijeron algunas palabras y se dio lectura, entre otros, a lo siguiente:

24 DE MARZO » DIA NACIONAL DE LA MEMORIA POR LA VERDAD Y LA JUSTICIA»

Reivindicamos ésta fecha apelando a la memoria colectiva, trabajando e ilustrando a las nuevas generaciones para que aquellos hechos se conviertan en los últimos ejemplos funestos que nuestra sociedad deba soportar y se conviertan en una lección útil para que entre todos aprendamos a sobreponer por encima de todo, siempre y en cualquier circunstancia, el respeto a la vida relegando al olvido el recurso de la violencia.

Para que toda esa sangre derramada de nuestros hermanos no sea en vano y nos sirva para reencontrarnos a los argentinos, alcanzando la libertad, del derecho a la vida, la justicia, el trabajo, la justicia social y la conquista de la patria que todos soñamos.

Sostenemos que cada día de lucha no debe ser empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores, sino volverse la consolidación de aquella experiencia colectiva que no debe perderse y mucho menos olvidarse.

Seguramente quien no entiende o comprende lo que pasa y pasó en su tiempo en su país, es una contradicción andante; y aún el que entendiendo actúa de d ésta forma, tendrá lugar en la antología del llanto, no en la historia viva de su pueblo.

Hoy las cosas han cambiado para nosotros, vivimos en democracia, y por lo tanto, el día de la memoria, la verdad y la justicia debe representar esa lucha.

Una fecha en la que todos aquellos que han sido Víctimas de Crímenes de Estado o Contra el Estado, puedan hacer valer sus derechos, exigir justicia, pero sobre todo, la verdad. No cabe duda que los pueblos, igual que los hombres, necesitan elaborar sus experiencias traumáticas, por eso estamos hoy presentes para conocer, recordar y sobre todo jamás olvidar –

«NO OLVIDARSE DEL PASADO, ES COMPROMETERSE CON EL FUTURO»