Traición

 

En la traición de Judas estamos invitados a descubrir, como en un espejo, nuestras propias traiciones: las veces en que preferimos la comodidad al servicio, la seguridad al riesgo, la repetición a la aventura; o cuando por soñar tan alto nos olvidamos de lo concreto; o esa tibieza vergonzosa donde habíamos dado una palabra de compromiso.

 

Nos traicionamos cuando no escuchamos nuestra conciencia; nos traicionamos cuando la escuchamos y no la obedecemos; nos traicionamos, en fin, cuando nos instalamos en lo que hemos decidido y nos cerramos a la posibilidad de seguir creciendo.

 

Pablo D’Ors

Escritor y sacerdote