Los que no tienen voz

 

Ser importante, ser famoso, tener éxito parece que es la meta más importante de la gente, como si lo tuviéramos  metido hasta en los huesos. Los grandes medios de comunicación incrementan esta cultura con sus portadas y primeras noticias.

 

Todos estamos contaminados de esa cultura y continuamos en ese pequeño mundo de los intereses personales en el que, además, creemos que podemos dejar al margen a aquellas personas que no viven de acuerdo a nuestros criterios.

 

En la vida no tiene sentido perder el tiempo en discusiones sobre quién es el más importante. Las cuestiones de la superioridad sobre otros, del poder… pertenecen a concepciones de la vida que no deberían tener cabida en las personas espirituales.

 

Los importantes son siempre los más pequeños, los que no cuentan, los que no tienen voz, los indefensos. La preocupación por hacer el bien es el criterio que permite decidir quién está viviendo una verdadera espiritualidad. Cualquiera que haga el bien, en nombre del Amor mismo, está viviendo en clave de espiritualidad, aunque no lo sepa.

 

Graciela Goñi

Acompañante Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María