Ser luz e iluminar

Aunque hayamos realizado algún tipo de recorrido interior para conocer las profundidades de nuestro interior, siempre tenemos algún rinconcito más al que poner luz y enderezar algún mal hábito que no nos hace bien, que está torcido.

Cuando somos capaces de ir iluminando nuestro interior, sin proponerlo, damos también luz a quienes nos rodean. Es la mejor manera de iluminar. Cada uno busca la luz que necesita y que le hace bien para seguir creciendo. Crecer es crecer en amor, en amor de donación. Amar es preocuparse por el bienestar de los que lo rodean, para poder amar de esa manera tenemos que aprender primero a amarnos en forma saludable. Conocernos, cuidarnos, aceptarnos, amarnos. Cultivar actitudes positivas de autoconfianza y autoafirmación para nuestra toma de decisiones y frente a nuestro entorno. Siendo luz podemos iluminar.

Graciela Goñi
Acompañante Espiritual
Centro de Espiritualidad Santa María