Las pequeñas cosas

«Y el regalo de las pequeñas cosas. Un sorbo de agua. El sonido de la lluvia. El aliento pasando por las fosas nasales. La visita de un ser querido. Una amabilidad silenciosa. La belleza de las preguntas sin respuesta.

Las cosas que son esenciales no se pueden perder. 

Todo lo no esencial desaparecerá con el tiempo. 

La perspectiva es todo. 

El momento es un comienzo.

Este no es un camino que pueda encontrarse en libros.

Este es un camino de valentía y del canto de los pájaros, de despertarnos por la mañana con un corazón tierno y saber que todo, de una manera u otra, está profundamente bien en una forma en que no podríamos esperar entender».

Jeff Foster