Presentación ante OEA (BA – Argentina): repudio al golpe de estado en Bolivia

En la mañana del jueves pasado la red de concejalas de la FAM (Federación Argentina de Municipios), presentaron un petitorio reclamando por la institucionalidad en el país hermano de Bolivia, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. Al documento, se anexaron los pronunciamientos y repudios aprobados en los distintos concejos deliberantes que dan aval a la exigencia de intervención pacífica que solicitan las concejalas como voceras de la sociedad argentina.
El presidente de la FAM, Javier Noguera, acompañó a la Red de Concejalas de esta institución, participando también otras concejalas del país, legisladoras y la concejala y senadora electa de Bolivia, Rocío Molina Travesi, presidenta de la Asociación Municipios de Bolivia, AMB.

Rocío, es concejala de la ciudad de Cochabamba, que tuvo que dejar por amenazas de muerte a ella y su familia. Su relato nos mostró el dolor y la realidad en primera persona. Describió las persecuciones a la dirigencia política, cárcel, violencia y vejaciones perpetradas también a la población en general.
Agradeció profundamente el abrazo solidario a las concejalías. Especialmente a las mujeres de la FAM, tan necesario ante este atropello.


La concejal María Mancini expresó que llevar la representación de nuestros concejales, quiénes presentamos está Resolución de Repudio al golpe de estado en Bolivia, votada por una unidad en el HCD de Saladillo, ha sido un honor. Este proyecto de resolución fue presentado por el bloque anterior al 10 de diciembre, pero es representativo de la postura que mantenemos como frente político ante los golpes de estado fundamentalmente en América Latina.
Sumamente importante la suma de esfuerzos en defensa de la democracia y la soberanía de los pueblos en América Latina.

Posteriormente, las 30 concejalas se reunieron en la sede de la FAM junto al presidente Noguera, el secretario ejecutivo Juan Matteo, la senadora nacional con mandato cumplido María Higonet, y el dirigente salteño Gonzalo Quilodrán; para compartir experiencias y trabajar en una agenda local que contemple las prioridades y líneas de acción con respecto a temas de derechos humanos, género, igualdad, paridad, en la Argentina.