Por qué pedimos #PirotecniaCero?

Muchas veces, y con muy buenas intenciones, se habla del efecto de la pirotecnia en “los niños con autismo”. Primero, recordemos que hay personas dentro del espectro de todas las edades, ¡no sólo niños! No todas las personas con autismo tienen hipersensibilidad auditiva, y no todas las personas con hipersensibilidad tienen autismo. Para quienes sí la tienen, la experiencia de la pirotecnia es realmente una pesadilla, sumamente estresante, desorganizadora, y puede desencadenar crisis que, en algunos casos, hasta llegan al punto de la autolesión.

Percepción sensorial en CEA.
El proceso mediante el cual un organismo recoge, interpreta y comprende la información del mundo exterior mediante los sentidos, se denomina percepción. Las personas con autismo tienen experiencias sensoriales perceptivas inusuales (desde el punto de vista del desarrollo típico). Estas experiencias pueden ocasionar hiper-o hiposensibilidad, variación entre los diferentes “volúmenes” de percepción, dificultad a la hora de interpretar un sentido, etc. (Bogdashina, 2003).

Las persona con HIPERSENSIBILIDAD AUDITIVA: Perciben los sonidos de modo excesivamente amplificado; en consecuencia, se tapan los oídos porque les resulta sumamente doloroso o intentan romper aquellos objetos que los generan.

Efectos en los animales

En los animales, los efectos también son graves: taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, desorientación, pánico. No sólo en las mascotas que tenemos en casa, sino en todos.

Como si esto fuera poco, también genera consecuencias en el medioambiente: la pirotecnia utiliza composiciones formadas por oxidantes, combustibles y otras sustancias que luego de la detonación se precipitan en forma de óxidos y partículas orgánicas. A esto se le suma el riesgo aumentado de incendios forestales.

Por último queremos destacar la campaña que lleva a cabo el diputado provincial Eduardo Bali Buca, quien presentó un proyecto de ley “Prohibición de uso y distribución de artículos de pirotecnia sonora”; y además, dar a conocer que, en la ciudad de Bolivar se construyó una cabina sensorial donde todos podemos escuchar, tan fuerte, como sienten muchas personas, dentro del espectro del autismo, por los estruendos de la pirotecnia.

Por eso, pedimos una vez más, #MasLucesMenosRuido. Ponete en su lugar!!
EMPATÍA.

Recordá que en el Municipio de 25 de Mayo, el decreto 1207/17 prohíbe el uso, tenencia, acopio, exhibición y venta de productos pirotécnicos.