Nunca más golpes de estado, nunca más endeudamiento insostenible

Hace 44 años, mediante el autodenominado «Proceso de Reorganización Nacional» se produjo el golpe de Estado, que sumió a la Argentina desde 1976 a 1983 en una etapa de atropello y violación de los Derechos Humanos, pero también en la postración económica y el endeudamiento externo.

Hoy es un día de reflexión, de ejercicio de la Memoria, de búsqueda de la Verdad y Justicia, para que Nunca Más se interrumpa la convivencia democrática, para que Nunca Más sean vulnerados los Derechos Humanos y para que Nunca Más el pueblo sea sometido bajo un endeudamiento insostenible.

Este año, nos encuentra en circunstancias especiales que nos orientan en ese ejercicio de reflexión:

Hace apenas unos meses el pueblo se ha expresado en las urnas y de la voluntad popular ha resultado electo Alberto Fernández como el nuevo presidente de los argentinos, el séptimo elegido de este modo desde 1983, cuando la Argentina dijo Nunca Más a los golpes de Estado y tomó definitivamente el camino de la Democracia.

Este hecho se dio en un contexto de retroceso en el respeto por los Derechos Humanos y las instituciones democráticas. La más triste expresión de esta realidad se dio con el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales en la hermana república de Bolivia.

Es por eso que consideramos un hecho auspicioso que el pueblo argentino se reafirme en sus convicciones democráticas y retome el camino de la reivindicación de los Derechos Humanos.

Pero el nuevo gobierno, no ha tenido tiempo que perder, la voluminosa deuda externa contraída en los años recientes vuelve a sumir a nuestro pueblo en la pobreza, la falta de trabajo y la precariedad de los sistemas de salud y educativos. “Debemos empezar por los últimos, para llegar a todos”, expresó el presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa y su agenda de gobierno se centró en la renegociación de la deuda externa, de modo tal que su pago no signifique recargar las espaldas de los que menos tienen. Y para ello se hace necesario inscribir con fuerza un nuevo Nunca Más en nuestra Patria: Nunca Más a las políticas económicas de la vieja dictadura, Nunca Más a “las decisiones con ínfulas tecnocráticas y de espaldas al pueblo”, Nunca Más al beneficio de unos pocos “a costa del hambre y la destrucción de los sueños de los argentinos y argentinas”.

Y si esta tarea parece ciclópea, si estos desafíos insumirán los años del mandato presidencial y todavía quizá no sean suficientes, nos ha llegado un desafío mayor. La pandemia de Coronavirus que azota al mundo registra los primeros casos trágicos en nuestro país. Con una economía fuertemente endeudada, con un sistema de salud resquebrajado, hacemos frente, con determinación a este flagelo, apostando a la Salud Pública como la herramienta fundamental para garantizar los Derechos más preciados en esta hora: el Derecho a la Salud y el Derecho a la Vida.

Las circunstancias nos impiden salir a las calles a marchar como lo hacemos año tras año, a clamar por Memoria, Verdad y Justicia. Pero nos sumamos con nuestra vos a hacerlo desde el lugar que nos encontremos, junto a nuestras familias: Por nuestros 30.000 desaparecidos, por nuestra Democracia y por la Salud Pública.

BLOQUE DE CONCEJALES DEL FRENTE DE TODOS