Despacho del FDT en la Rendición de cuentas

REFERENCIA: EXP. N.º 32/2020. RENDICIÓN DE CUENTAS EJERCICIO 2019.-

 DESPACHO BLOQUE DEL FRENTE DE TODOS

La Rendición de Cuentas es el acto mediante el cual el Concejo Deliberante ejerce un control post gestión sobre el Departamento Ejecutivo, en su carácter de representantes de la comunidad. En este sentido, es de suma importancia el examen que realice el cuerpo legislativo local, más allá del control legal y técnico que realiza el Honorable Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires, ya que analizar cómo se utilizan estos fondos nos permite visibilizar y revelar el grado de competencia o incompetencia, que desde el punto de vista político podamos observar a la actual  gestión , como así mismo evaluar el criterio en la manera de ejecución del presupuesto de acuerdo a las áreas, insumos, personas sobre los que se ha ejecutado atendiendo y dando respuesta no solo a lo proyectado sino así mismo al emergente surgido en el año. Es el Poder Ejecutivo en cada gestión quien asume la responsabilidad de administrar el presupuesto elaborado, definido y aprobado en tiempo y forma y, por lo tanto, es quien tiene a su cargo cumplir con las metas y los objetivos que el Honorable Concejo Deliberante aprobara en su oportunidad.

Consideramos nuestro deber y obligación haber realizado un exhaustivo y responsable análisis de la documentación aportada a efectos de garantizar el mayor nivel de control de la gestión llevada a cabo por el Departamento Ejecutivo. Desde este bloque entendemos que no se trata solamente de recaudar y gastar bien los fondos públicos, sino que se debe asegurar un eficaz y eficiente uso de estos, ya que ello significa dar respuesta a las necesidades de la población en su conjunto.

La Rendición de Cuentas es el acto mediante el cual las autoridades políticas y los funcionarios públicos se dirigen a la población, para dar cuenta del manejo de los recursos del Estado en términos de cumplimiento de los objetivos de desarrollo, transparencia y honestidad. Desde el Concejo Deliberante, realizado el análisis y control, es cuando se determina el aval o no de la misma. Es el momento clave para acercar la Municipalidad a la población y dar cuenta del uso de los recursos, y en este sentido estamos convencidos que el proceso no debe sólo responder al cumplimiento de la ley, sino que debe demostrar una voluntad de transparencia de la gestión municipal, de la eficiencia y eficacia en el uso de esos recursos como respuesta a las demandas de la comunidad, lo cual requiere de prácticas de gobierno y gestión participativas. Aquí se plasma la respuesta dada con recursos a la demanda social y comunitaria, la ejecución de cada meta no debe ser en si entendida como propia de cada gobernante, sino la necesidad o demanda resuelta al vecino, a la población.

Hoy la situación mundial que atravesamos a raíz de la Pandemia causada por la COVID 19, nos exige más reflexión y valoración de las cuentas municipales, pues el equilibrio resultante entre recursos y gastos en el ejercicio 2019, colocan a cada municipio en una mejor situación para afrontar las múltiples demandas socio sanitarias de este complejo contexto. Aspecto que para este bloque ha sido determinante al evaluar cada uno de los gastos que ha decidido realizar la gestión municipal y el origen de estos, y por consecuencia los recursos y estructura material y humana para dar respuesta a la situación presente.

En el caso concreto que hoy nos ocupa, y habiendo analizado las actuaciones elevadas por el Departamento Ejecutivo referentes a la Rendición de Cuentas sobre el resultado económico financiero del ejercicio 2019, este Bloque de Concejales del Frente de Todos va a proponer para su tratamiento un dictamen teniendo en cuenta la evaluación del Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos.

Para el ejercicio 2019 el Departamento Ejecutivo presupuestó para todo el año la suma de $ 558.986.966,17. A pesar de ello cuando analizamos los recursos vemos que se devengó según esta Rendición de Cuentas en análisis, la cantidad de $ 781.533.164,77; siendo lo percibido $711.132.741,46. Esto equivale a un aumento en lo percibido por el Municipio de $152.145.775,29 cuando comparamos lo percibido con lo presupuestado, lo que representa un aumento del 27,22 %. Lo que evidenciaría una falta de proyección cuando se realizó el cálculo de recursos.

Desglosando los ingresos, y en referencia a los INGRESOS TRIBUTARIOS, observamos un desfasaje entre lo PERCIBIDO Y LO PRESUPUESTADO, siendo la diferencia de $ 29.880.654,55 más, ya que sobre un PRESUPUESTO ESTIMADO de $          297.988.811,79 se PERCIBIÓ  327869466,29, es decir un incremento del 10,27%.

En la descripción de recursos propios y específicamente el rubro INGRESOS NO TRIBUTARIOS, vemos que lo estimado fue de $ 180.415.068,49, lo DEVENGADO es de $ 287.498.347,68 y lo efectivamente percibido es de 218.244.014,27 viendo así que los recursos percibidos son el 75,91 % de los recursos devengados, demostrando prácticamente la misma tendencia que el año anterior que fue del 75,52%.

No obstante, y si observa el comportamiento de la recaudación de ingresos no Tributarios en forma general hay una tendencia a la baja en la cobrabilidad, haciéndose más notable en algunas de ellas, como Servicios Sanitarios (61,57 %) y Servicios Urbanos (59,36%), que han sido las de menor índice de cobrabilidad en los últimos años, como así se observa también en Alumbrado donde continua la tendencia a la baja. Esto estaría indicando la revisión de la composición de estos ingresos y la distribución de los esquemas de aumento según el sector de mayor capacidad de aporte contributivo y en relación con el servicio que se le otorga desde el Municipio.

Observando las TRANSFERENCIAS CORRIENTES, la diferencia es claramente notable entre lo PRESUPUESTADO y lo PERCIBIDO, ya que en ese momento se estimó $ 65.302.085,49 y se percibió $ 132.181.934,7.

En cuanto al estado de ejecución de los GASTOS, notamos una gran diferencia entre el CRÉDITO APROBADO y el que verdaderamente se pagó. Siendo el crédito aprobado de $ 558.986.966,17 y el pagado de $ 693.343.579,73 lo que arroja un incremento entre el pagado y el aprobado del 24,03%.

Realizando un análisis comparativo entre los INGRESOS CORRIENTES Y RECURSOS DE CAPITAL, Y GASTOS CORRIENTES Y DE CAPITAL, vemos que el Período 2019 arrojó un resultado financiero negativo de $10.626.128,51 manteniéndose en términos generales, con una leve disminución si lo comparamos con el ejercicio anterior que fue de $ 11.988.615,01 según lo demuestra la Cuenta Ahorro Inversión Financiamiento (CAIF).

Se continúan observando METAS no alcanzadas, en donde las causas operativas de desvíos no siempre son justificadas desde una política de previsibilidad y eficiencia dado que hay programas que no se desarrollan plenamente en los últimos años, entendiendo que no son ofrecidos y/o promocionados; especialmente los que corresponden a la Subsecretaría de Desarrollo Humano, ya que esta es un área muy sensible y en donde la demanda social se hace evidente muchas veces por vías no formales. Así mismo la ejecución de programas referidos Cultura y Educación que se vienen proyectando y no son ejecutados, varios en su totalidad, en el mismo sentido se reitera y se desvían fondos en el Programa de Apoyo a Microemprendimientos correspondiente al área de Desarrollo Local y en una importante cantidad de Pasantías correspondientes a la Administración Central, entre otros. Por lo que se sugiere ajustar la previsibilidad y optimizar aspectos que tienen que ver con la promoción y ejecución en algunas de metas.

Hemos advertido, además, que es necesario mejorar la calidad de gestión en aspectos tales como, el déficit en observatorios para controlar sectores sensibles de la administración tales como prestaciones de servicios, atención a demandas sociales, etc. Creemos necesario mayores inversiones para ello en políticas de bancos de datos, con estadísticas y censos que ofrezcan la cuantificación y consecuente proyección respecto a la toma de decisiones en diferentes áreas, como datos referentes a salud, realidad habitacional, demanda laboral, personas asistidas o no con planes y programas sociales de otros niveles de gobierno; insistimos además en una fuerte inversión centrada en la concientización respecto a mejorar el tránsito, servicios sanitarios, entre otros.

Queremos hacer referencia, además, que la deuda flotante comparada con los ingresos es de aproximadamente $ 61.051593,33 lo que indica que al compararla con la deuda flotante y con los ingresos de la rendición anterior, en términos porcentuales se mantuvo estable con una leve mejoría.

Este bloque de concejales entiende que gobernar es priorizar políticas públicas y ejecutarlas, la Rendición de Cuentas muestra en números no solo cómo sino el sentido de las formas de gobernar.

Sabemos que la incidencia de los niveles nacionales y provinciales afectan y condicionan los presupuestos locales y por lógica los ejercicios a rendir, así pudimos observarlo en las transferencias de fondos, más aún si se compara proporcionalmente con los niveles de inflación sufridos durante el año 2019.

No obstante, las observaciones realizadas, nuestra valoración técnica política de esta rendición es, en términos generales positiva y, por lo tanto, proponemos su aprobación, no sin antes dejar de manifiesto la necesidad de perfectibilidad de esta en tanto se ajuste con un sentido de mayor previsibilidad de lo presupuestado con lo efectivamente ejecutado, siendo este un reclamo realizado en reiteradas oportunidades.

Se reconoce nuevamente, los recursos destinados a la mejora de la masa salarial de los empleados municipales, donde se ha observado que en forma escalonada ha habido una recomposición, aunque insuficiente aún si consideramos la alta tasa inflacionaria de la canasta básica familiar en los últimos dos años, y en donde persiste una clara desactualización de los montos correspondientes a las asignaciones familiares, aspectos ya señalados en Rendiciones de Cuentas anteriores.

De acuerdo con todo lo planteado, el Bloque de concejales del Frente de Todos considera que la Rendición de Cuentas correspondiente al Ejercicio 2019, debe ser aprobada, no sin antes recomendar se tengan en consideración las observaciones realizadas para ser incorporadas en el próximo ejercicio. – Saladillo, 29 de mayo de 2020.-