Es inoportuno hablar de vulneración del derecho a la educación

María Mancini – Pta Bloque Frente de Todos

Al leer la información respecto a la propuesta de la Diputada Lordén de declarar la Emergencia Educativa, consideré realizar un breve recorrido por las medidas tomadas. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, a través del Decreto 132 /20 declaró el estado de emergencia sanitaria, para dar una respuesta integral e inmediata del virus COVID-19, suspendiendo múltiples actividades, prorrogándose estas según las recomendaciones del Ministerio de Salud, hasta la actualidad. En este marco, la Dirección General de Cultura y Educación a través de la Resolución N° 554/20 resolvió el día lunes 16 de marzo de 2020 según el Boletín Oficial de la Provincia de Buenos Aires, establecer, como medida extraordinaria y excepcional, conforme con las recomendaciones emanadas de las autoridades sanitarias y en concordancia a lo dispuesto por la Resolución N° 108/20 del MINISTERIO DE EDUCACIÓN DE LA NACIÓN, la suspensión del dictado de clases presenciales en los niveles inicial, primario, secundario, institutos de educación superior, y todas las modalidades del sistema educativo provincial.

Esta resolución estableció además asegurar las medidas necesarias para la comunicación y el seguimiento de las actividades de enseñanza planificadas por los equipos docentes para el presente ciclo lectivo, los que se complementan con los materiales pedagógicos elaborados por la DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN, que están disponibles durante este período mediante distintos soportes, a los efectos de acompañar la vinculación entre los equipos docentes, estudiantes, familias y comunidades. De allí el plan de continuidad pedagógica específico para cada nivel y modalidad, donde docentes, alumnos y alumnas y padres, están en permanente contacto y desarrollando las propuestas pedagógicas. Claro está la mayoría de las veces en formato virtual, como se ha dado en comunicarnos, para preservarnos, para tratar de no enfermarnos, porque ha sido esa la recomendación en el mundo ya sea para lo educativo, como para el ámbito laboral, cultual, y de relaciones personales, familia, amigos.

Por otro lado, resolvió garantizar la continuidad de todas las prestaciones alimentarias que se brinden en el sector educativo, muestras de ello los bolsones que cada una de las familias han recibido en cada distrito de la provincia, de lo que dan fe no solo ellas, sino directivos y docentes que se abocan a esta tarea con la coordinación de Consejeros Escolares, Inspectores Jefes Distritales e Inspectores de enseñanza.

En nuestro país, y en la provincia, forma parte de la agenda de ambos gobiernos, desde hace unos meses avanzar en el proceso de implementación del regreso a las aulas, en el marco del protocolo aprobado en forma unánime por el Consejo Federal de Educación. Dicho protocolo establece lineamientos y orientaciones que serán de cumplimiento para todas las jurisdicciones, una vez que las autoridades sanitarias determinen que es posible volver a las clases presenciales.

“Para llevar adelante este proceso de planificación se ha creado un espacio de trabajo coordinado por la subsecretaría de educación y la subsecretaría de planeamiento educativo con la participación del Ministerio de Salud provincial y del equipo de expertos que asesora al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en lo relativo a la pandemia”.

Paralelamente, la Dirección General de Cultura y Educación convocó a las y los representantes de todos los consejos escolares a una serie de encuentros de trabajo con el objetivo de reforzar y mejorar los mecanismos de adquisición de los elementos de limpieza e higiene personal que se requieren en este nuevo escenario.  Asimismo, instó a redoblar los esfuerzos que se están realizando en el marco del programa de infraestructura escolar «Escuelas a la Obra» para concluir todas las refacciones iniciadas ya que éstas, además de saldar viejas deudas de mejoramiento edilicio de las escuelas, serán de gran importancia para el regreso a las clases presenciales. Cabe destacar que a través de “Escuelas a la Obra”, los consejos escolares y municipios están ejecutando 875 obras ubicadas en 124 distritos de la Provincia de Buenos Aires.” 

A los alumnos de la República Argentina y de la provincia de Buenos Aires, no se les ha vulnerado derecho a la educación, en el marco de lo que indica la constitución Nacional. Es posible, se hayan marcado las dificultades de acceso en algunos casos, dadas por las contingencias que atravesamos, porque hay viejos problemas estructurales referente a situaciones sociales. Debemos recordar que la única política que se implementó respecto a la distribución de computadoras para los alumnos, Conectar Igualdad, fue durante el gobierno de Cristina Kirchner y fue interrumpida durante 4 años del gobierno de Macri.

Si, la educación está en problemas, podemos decir que hace años, pero es necesario puntualizar que, poca relevancia le dio a esto Macri y la exgobernadora Vidal, bajando el presupuesto destinado a educación, y no solucionando los problemas de infraestructura y sin construir escuelas.

Aquellos que tenemos responsabilidad política, también tenemos la responsabilidad ética de poner en contexto nuestras propuestas, partiendo de diagnósticos certeros emanados de realidades insertas fuera de las excepcionalidades que por ejemplo puede generar una crisis como es la actual pandemia, que ha puesto en tensión la vida y el funcionamiento de los estados del mundo, y por ende el de nuestro país.  Aun así, la Dirección General de Cultura y Educación de la Pcia de Buenos Aires, ha tenido un trabajo incesante, en términos de organizar y planificar el sistema educativo, no solo pensando en el hoy, sino en el diseño de una política educativa destinada a cada uno de los alumnos y las alumnas del extenso y variado territorio de nuestra provincia.

Todos los actores del sistema educativo trabajan día a día para llegar, de la mejor manera a cada niño, niña, adolescente, joven garantizándole el derecho a ser educados.

Para aquellos gobiernos que consideran que hay derechos indelegables, como la educación, se brinda y se prioriza aun en los peores contextos. Seguramente, pasada la Pandemia, se retomará el desafío de brindar a cada alumno una enseñanza accesible, equitativa, que asegure el derecho a una educación justa e inclusiva. Entonces vendrán tiempos para seguir evaluando y decidiendo.