Lo pasado pasó, pero el mañana durará siempre

En la vida hay demasiadas miradas hacia atrás…

Recordamos las cosas como fueron, nos preguntamos cómo pudieron haber sido.

Nada tiene de malo recordar el ayer, pero probablemente es un error detenerse en inservibles “¿y si yo hubiera…?” Es en cambio preferible concentrarse en el hoy, en mañana y en todas las mañanas venideras.

Hay un montón de días bellos que aún vendrán. Lo pasado pasó… pero el mañana durará siempre.

Deja que cada día venidero llene tu corazón de amor y risas, de sueños hechos realidad, y tu vida de una gran dicha que ilumine el rumbo.

A. Rogers