La recuperación: proceso de aprendizaje

La recuperación consiste en aprender a amarte y apreciarte lo suficiente como para que ya no quieras destruirte. Consiste en aprender a cambiar la mente y el corazón. En perdonarte y perdonar a otros. En olvidar la vergüenza y aprender a aceptar tu verdadero yo.

La recuperación consiste en abandonar las elevadas expectativas de perfección que te has impuesto e impones a otros. Es aprender a amar, a aceptarte y aceptar a otros de manera incondicional.

La recuperación consiste en aprender a utilizar la ira como combustible para crear algo nuevo, en vez de negarla o contenerla hasta que te destruya o te lleve a atacar a otro.

La recuperación consiste en aprender que hay alternativa: puedes optar por la esperanza y la desesperación, puedes actuar con fe en vez de reaccionar por miedo; puedes disfrutar la vida en vez de limitarte a sobrevivir.

Donna Newman