Comparte tus sentimientos con alguien que sepa comprenderlos

Buenos o malos, los sentimientos necesitan expresarse, necesitan reconocimiento y libertad para mostrarse al descubierto. No es posible ocultar tras una sonrisa que tienes quebrado el corazón, eso es falsear lo que sientes por dentro. Al expresar tus sentimientos puedes librarte del dolor y eso te permite continuar la marcha, reconstruir tu vida y pensar otras cosas que vuelvan a hacerte feliz.

Olvídate del mito que te exige ser fuerte, tanto como para enfrentar el mundo entero con una gran sonrisa y una actitud valiente. Tus sentimientos dicen otra cosa. Admítelos: están allí. Aprovecha su poder curativo para dejar el pasado a tus espaldas y comprende que esos expresivos estremecimientos de tu corazón son una parte importante de ti. Úsalos para mejorar, para hallar paz interior, para ser fiel a ti mismo.

Barbara J. Hall