Sé fiel a ti mismo, pese a todo

En este mismo instante estás luchando con tu mundo interior. Te preguntas qué es lo que sientes sobre cada cosa y si eres feliz. Estás cambiando, convirtiéndote justo en esa persona que anhelabas ser, pero ahora descubres que esos cambios causan dificultades. A quienes te rodean.

Ellos quieren que continúes siendo tal como eras siempre, tal vez hasta prefieren que seas algo para ellos antes que ser tú mismo. Pero ha llegado el momento de reflexionar sobre tu vida. Debes seguir andando por el camino que has escogido y hacer algunas correcciones en tu estilo de vida.

Encontrarás el lugar nuevo en el círculo de tus seres amados, pero no olvides que cada uno debe crear su propia idea del yo y de la felicidad. Nadie debería someterse al molde de ideales ajenos. Lucha por lo que crees y deseas; sigue haciendo que tu mundo esté completo con sólo ser tú mismo.

Todos los días descubre algo nuevo y diferente sobre ti mismo y recuerda que sólo te sientes contento de existir cuando te concentras en tus propios objetivos, en ser tú mismo y en aprovechar a fondo cada minuto de tu vida.

Dena Dilaconi