Dialogamos con el Padre Mamerto Menapacce, sacerdote Benedictino de la Abadía de Los Toldos quien conoció personalmente al Papa Juan Pablo II que será Beatificado el domingo

Dialogamos con el Padre Mamerto Menapacce, sacerdote Benedictino de la Abadía de Los Toldos quien no comentó su pensamiento y cercanía con el Papa Juan Pablo II que será beatificado este domingo.

Mamerto confirmó que estuvo varias veces reunido con el Papa en Roma y en Argentina en oportunidad de sus visitas y tiene por el un afecto especial, por lo que significó para los Argentinos tras luchar por la hermandad de los pueblos Chileno y Argentino al detener lo que seguramente iba a ser el desastre de la guerra del Sur.

Mamerto recordó las veces en que pudo estar al lado de Juan Pablo y destacó que era una persona cuya mirada te estremecía.

Recordó, risueñamente, en oportunidad en que estuvo en Buenos Aires en la Avenida 9 de Julio cuando una chica que participó de una coreografía le contó que al Juan Pablo no lo había escuchado pero que cuando fijó en ella la mirada se orinó encima, “era un hombre, así, cautivante, uno lo veía caminar y parecía un Santo en vida”.

Para el padre mamerto Juan Pablo ya es Santo y dijo que el domingo la Iglesia solo va a confirmarlo, “por eso, porque esta mas cerca de Dios, y tiene mucho tiempo, hay que manguearlo, pedirle de todo, por ejemplo por la paz de la Argentina, porque él hizo mucho por este país cuando la guerra de Malvinas, el conflicto con Chile y en su visita posterior”.

Comparó a los Papas diciendo que cuando mientras Juan Pablo II cautivaba con la mirada y era imposible no sacarle la vista de encima, Benedicto no parece ser así pero tiene escrituras brillantes.