Ricardo Lissalde con Francisco De Narvaez en Olavarría

Olavarría, 29 de abril de 2011.- Francisco de Narváez, acompañado por su jefe de campaña Daniel Amoroso, se reunió hoy aquí con la diputada provincial  Mónica López, los concejales Ricardo Lissalde y Marcelo Urlezaga y referentes de la séptima sección electoral con el objeto de analizar la situación política nacional, provincial y del distrito a fin de fijar los objetivos de trabajo y las estrategias y tácticas hacia las elecciones de octubre de este año.

Participaron además referentes que responden al liderazgo de Francisco de Narváez de los distritos de Olavarria, Azul, Bolivar, Tapalqué, General Alvear, 25 de mayo, Saladillo y Roque Pérez.

En el encuentro, Francisco de Narváez señaló que “se avecina un nuevo tiempo en el país y en la Provincia. Hay una fuerte demanda de la gente para protagonizar un cambio, que está comenzando a ser escuchada por muchos dirigentes de distintos espacios políticos. Nosotros, en la Provincia, venimos escuchando un fuerte reclamo de la ciudadanía por más trabajo, más educación, más seguridad y más salud. Pero también nos piden que busquemos coincidencias; que nos unamos. Les pido que sigamos escuchando, que seamos humildes. Nuestro lugar es al lado de la gente que tiene más necesidades, porque esos derechos que ellos tienen y que son ignorados por el actual gobierno son los que vamos a defender”.

“Les he pedido a nuestros equipos técnicos que vayan ajustando aún más los 10 puntos de nuestro programa en materia de trabajo, combate contra la pobreza, por la salud, la educación, la vivienda y las obras de infraestructura. Además, vamos a defender, en cualquier conversación, la necesidad de recuperar para la Provincia la autonomía económica y política, resignada desde hace rato por el actual Gobernador, poniendo en discusión los 13 mil millones de pesos anuales que hemos venido resignando a manos de la Nación”, agregó De Narváez.

El candidato a gobernador bonaerense afirmó: “Nuestra misión en este momento es seguir caminando la Provincia, pueblo por pueblo, el Conurbano y el interior; las fábricas, las escuelas, el campo; hablar con la gente, escuchar sus necesidades y demandas, y acercarles nuestras propuestas de cambio y de transformación”.

“¿Qué nos dicen en la calle, en el barrio? Que quieren mas seguridad, que quieren tener a la familia reunida a la mesa todas las noches, hablando de trabajo, de la escuela, de la universidad. Es el futuro y el horizonte lo que les han robado y lo quieren de nuevo”, puntualizó el precandidato a gobernador.

De Narváez agregó que “este fue el sueño de muchas generaciones, de hombres que pensaban a veces distinto, pero que tenían sensibilidad para la justicia social. Peronistas, radicales, socialistas, conservadores, independientes, que querían una provincia y un país donde sus habitantes tuvieran al alcance de la mano un horizonte mejor, hoy perdido. Los padres siempre soñaron que sus hijos estuvieran mejor, la realidad es que hoy ya hay dos generaciones de hijos que están peor que sus padres. Con ellos debe ser nuestro compromiso para salir de esa situación”.

“Nosotros vamos a gobernar bien para todos los bonaerenses, piensen como piensen, desterrando para siempre la confrontación con el distinto que es el sello identificatorio del kirchnerismo”, aseveró el diputado nacional.

Finalmente, De Narváez exhortó a todos los dirigentes de su espacio a “continuar, con este espíritu, caminando cada barrio, golpeando todas las puertas, tomando nota de las demandas, que nos digan lo que significa para ellos gobernar bien porque así, escuchando y uniendo voluntades, es como vamos a derrotar entre todos a la desesperanza, en el país y en nuestra Provincia.”