FELIZ DÍA A LOS MÉDICOS Y MÉDICAS DE MI PAÍS Y DE MI CIUDAD.


«LA  MEDICINA ES UNA PROFESIÓN NOBLE Y ABNEGADA. LOS MÉDICOS/AS ME SALVARON HACE AÑOS LA VIDA. HOY EN TIEMPOS COVID SIGUEN SALVANDO VIDAS Y MUCHOS HAN PERDIDO LA SUYA  POR  SALVAR LAS VIDAS DE SUS SEMEJANTES. TENER BUENA SALUD ES EL BIEN  MÁS PRECIADO DEL SER HUMANO. LOS MÉDICOS SON ESOS SERES QUE NOS AYUDAN A SER FELICES.HOY ES EL MOMENTO PROPICIO PARA FORMULAR POLÍTICAS  PÚBLICAS  QUE PROTEJAN Y VALOREN A LA PROFESIÓN» CARLOS ANTONIO GOROSITO.
«Hoy se celebra el día del médico en  homenaje al Dr. Carlos Juan Finlay y Barrés   que nació  en Camagüey, Cuba, 3 de diciembre de 1833 y murió en la Habana el 19 de agosto de 1915. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recuerda hoy el Día de la Medicina en las Américas. El día 3 de diciembre fue propuesto por la Federación Médica Argentina, a través del Profesor Remo Bergoglio, en el Congreso Panamericano que se celebró en 1953 en Dallas, Texas, en homenaje precisamente al doctor Carlos Finlay, un médico cubano, que descubrió el papel del mosquito trasmisor de la fiebre amarilla. El  Dr. Carlos Finlay,  que dedicó su vida a estudiar la fiebre amarilla, fue uno de los cuatro miembros del comité organizador que en 1902 tuvo a su cargo la creación de la nueva Oficina Sanitaria Internacional (precursora de la OPS). Llamado por sus críticos «el hombre mosquito», Finlay había aducido, desde 1881, que el mosquito era el único vector de la fiebre amarilla, pero nunca pudo probar su teoría. Cuando en 1900, la Junta de la Fiebre Amarilla del Coronel Walter Reed finalmente demostró que Finlay tenía razón, las condiciones estaban dadas para las iniciativas de erradicación que no solamente alejaron la enfermedad del Caribe, sino que permitieron la conclusión del Canal de Panamá. En agosto de 1956 Argentina adhirió oficialmente a la conmemoración por  iniciativa del Colegio Médico de Córdoba, avalada por la Confederación Médica Argentina y oficializada por decreto del gobierno nacional. El Dr. el doctor Jorge Tartaglione escribió un libro que titula: «Héroes Argentinos. Doce médicos que hicieron historia», destaca a René Favaloro, Bernardo Houssay , Cecilia Grierson, Esteban L. Maradona, Florencio Escardó, Ramón Carrillo, Salvador Mazza,  Pedro Cossio, Enrique Pichon-Rivière, Osvaldo Raffo, Luis Agote y Arturo Illia. Seguramente hay muchos más nombres y apellidos prestigios que han hecho su aporte a la medicina argentina e internacional.  Como saladillenses no debemos olvidar a  dos médicos que han tenido trascendencia internacional como el Dr. Alejandro Posadas al que Saladillo honro poniéndole  su nombre a nuestro Hospital y también la Nación le rinde homenaje con el Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas en el conurbano bonaerense.y el Dr. Eduardo De  Santibañes (H)   que ha sido  debidamente reconocido internacional y nacionalmente con diversas distinciones y  Saladillo lo honorado también como Ciudadano Ilustre e imponiéndole su nombre a un CAPS.  Más allá de los médicos y médicas que han  tenido  trascendencia nacional e internacional.  Hay miles y miles de médicos y médicas  que se brindan con abnegación  y  valor para salvar vidas cotidianamente y en situaciones críticas y muchos de ellos ni siquiera salen en las letras de moldes de los diarios.  Son los que nos asisten por  problemas de  salud simples y complejos. Los que no tienen horarios y descanso para cuidar  nuestra salud, para aliviar nuestros dolores. Hoy debemos reconocerles además la tarea la tarea ciclópea  que están desarrollando en el marco de la Pandemia del COVID donde han salvado muchas vidas, pero también muchos de ellos han ofrendado sus vidas para salvar la del prójimo, la de sus pacientes. Tal vez  sea hoy el momento propicio para acordar políticas de Estado  para que entre otras cosas  se propongan mejorar sustancialmente las condiciones de trabajo, que contemplen retribuciones salariales dignas para ellos y demás profesionales de la salud. Personalmente puedo dar Gracias a los médicos/as porque en su momento lucharon denodadamente para salvar mi vida y la de mi hermano (que lamentablemente no  pudo sobrevivir al accidente que tuvimos.) En el pleno convencimiento de que ejercen una de las  profesiones más nobles que tiene el ser humano, de que ejercen el arte de la medicina con conciencia y dignidad, que hacen de la salud y de la vida de  los enfermos la primera de  sus preocupaciones le reconocemos y valoramos el rol que tienen en la sociedad y le  deseamos:¡¡¡FELIZ DIA DEL MEDICO Y  DE LA MEDICA!!!»   Carlos Antonio Gorosito, Ex Intendente Municipal (1991-2015), Saladillo, 3 de diciembre de 2020.