¿A quiénes afecta el ruido de la pirotecnia?

– A los bebés, sobre todo si están cerca, no solo asustándolos sino generándoles problemas en los oídos por la onda expansiva de la explosión.

– A los perros: algunos mueren del corazón, otros se estresan con ataques de pánico, otros en la desesperación se escapan y se pierden, y otros corren a morder el petardo (todos los años hay perros con el hocico volado o el paladar gravemente quemado). 

– A los pájaros, que, también por la onda expansiva, mueren del corazón.

– A mariposas, luciérnagas, grillos y otros insectos, que por la misma razón mueren en el instante. 

– A las personas con autismo (niños y grandes) que entran en crisis de angustia y desesperación, no comprendiendo qué pasa. 

– A las personas de toda edad con trastornos mentales. 

– A los adultos mayores que padecen demencia. 

– A las personas con alta sensibilidad auditiva (hiperacusia).

– A las personas de cualquier edad que tienen trauma por accidente: es común que padezcan estados de pánico y angustia. 

– Al medio ambiente, ya que los colorantes de los fuegos artificiales son altamente contaminantes: liberan gases contaminantes como por ejemplo, el monóxido de carbono que daña la atmósfera ya que demora entre 2 y 3 días en disiparse. 

– A los espacios arbolados (bosques, montes, arboledas), y también a la casa de cualquier persona (también la tuya!), generando INCENDIOS. 

– A la propia persona que lo enciende: basta con que googlees la tapa de los diarios posteriores a cada Año Nuevo y verás la cantidad de heridos en el Hospital de Quemados y en los sanatorios especializados en trastornos de la visión. También esto sucede con víctimas circunstanciales, aun a distancia (no solo a quien enciende la pirotecnia). 

– Donde hay Zoológicos, a los desgraciados animales que los habitan, quienes colapsan o entran también en pánico (como el oso Arturo que murió en el Zoo de Buenos Aires durante una Navidad pasada).

¿Y A QUIÉN LES HACE BIEN LA PIROTECNIA?

A los que NO LA USAN, porque saben que NO ESTÁN DAÑANDO A NADIE, y porque EDUCAN A LOS DEMÁS para ser sensatos, compasivos, considerados. Si ibas a comprar pirotecnia, por favor, DESTINA ESE DINERO A QUIENES ESTÁN PASANDO UNAS FIESTAS CON HAMBRE EN VEZ DE CON FUEGOS ARTIFICIALES. Eso sí que será celebrar!

Un cálido saludo: 

Virginia Gawel

www.centrotranspersonal.com.ar