EL DE 2 ABRIL DE 1916 SE TERMINO CON EL VOTO”CANTADO” PARA ELEGIR PRESIDENTE

“HACE 105  AÑOS LOS ARGENTINOS ELEGIAN A HIPOLITO YRIGOYEN  COMO SU PRESIDENTE POR MEDIO DEL VOTO SECRETO. Y HACE 99 AÑOS ELEGIAN DEL MISMO MODO A MARCELO T. DE ALVEAR.  EL VOTO SECRETO FUE UNA CONQUISTA POPULAR IMPULSADA POR LA UCR. HOY DEBEMOS  PARTICIPAR EN  LA  VIDA DE LOS  PARTIDOS POLITICOS” CARLOS ANTONIO GOROSITO.

“El  2 de Abril  de 1916 se realizaron por primera vez  elecciones presidenciales en la Argentina bajo el Sistema del Voto Secreto, Obligatorio y Universal (Masculino por entonces). Era la primera vez en la historia que el pueblo   argentino podía elegir a su Presidente por medio del voto popular.  En esos comicios triunfo la fórmula  de la UCR integrada por el Dr. Hipólito Yrigoyen(Pte)- Dr. Pelagio Luna (Vice-Pte) obtuvieron el  47,25%  de los votos.  El Partido Conservador con Ángel Dolores Rojas y Juan Eugenio Serú le siguió con  el 25,88%  de los votos, el Partido Demócrata Progresista con la formula Lisandro de la  Torre – Alejandro Carbó obtuvieron el 13,71%, el Partido Socialista con  Juan B. Justo y Nicolás Repetto  reunió  en 9,21 de los votos populares. Hoy precisamente se cumple el 105 aniversario del día en que se terminó con el voto cantado o publico en la argentina que había garantizado en el país  la hegemonía del conservador Partido Autonomista Nacional (PAN). Fue la UCR el partido que lidero la lucha por el voto secreto de manera que como he dicho en más de una oportunidad el radicalismo “es el partido del sufragio y de las libertades públicas”.  Las nuevas autoridades asumieron el 12 de octubre de 1916 con mandato Constitucional por 6 años. Por lo  tanto hubo nuevamente elecciones  Presidenciales  en 1922 y también se realizaron el domingo 2 de abril de ese año, hoy  estamos recordando también el 99 aniversario  de la primera renovación presidencial en forma democrática en el país.  Triunfo la UCR con la Formula Marcelo T. de  Alvear – Pelagio  Luna con 49,06% de los votos, seguido por Partido Conservador (Concentración Nacional)  con la formula  Norberto Piñero- Rafael Núñez con 23,89%,la formula Carlos Ibarguren- Francisco Correa del Partido Demócrata Progresista reunió  el  7,62% de los votos; mientras que Nicolas Repetto- Antonio de Tomado del Partido Socialista logran el  6,61% de los votos y finalmente Miguel Laurencena-Carlos Francisco Melo de  la  UCR disidente obtuvieron  2,23% de los votos. La fórmula ganadora Marcelo T. de Alvear y Pelagio Luna asumieron también el 12 de octubre de 1922 con mandato Constitucional por seis (6) años).  En 1928 se renovaron nuevamente las  autoridades nacionales en este caso  se votó el domingo 1 de abril  de ese año, ayer se cumplieron 93 años de tan importante  acontecimiento cívico. Los resultados de las elecciones fueron los siguientes: La UCR con la formula  Hipolito Yrigoyen- Francisco Beiró  obtuvo el  61,46%, el FRENTE UNICO (en la que estaban  la UCR ANTIYRIGOYENISTA, los Conservadores y otros partidos) con la formula Leopoldo Melo- Vicente Gallo obtuvo el 31,50% de los votos, el Partido Socialista con Mario Bravo-Nicolás Repetto  consigio reunir el 4,81% de los votos. Yrigoyen asumió  el 12 de octubre 1928, pero no pudo completar  nuevo mandato Constitucional de 6 años dado que fue derrocado por el  Golpe Cívico-Militar del 6 de  septiembre de 1930.  A partir de esa fecha se sucedieron gobiernos fraudulentos, con sucesivas alternancias de gobiernos elegidos por el pueblo y gobiernos productos de golpes cívicos militares hasta que el 1983 en un proceso liderado por otro radical el Dr. Raúl Alfonsín hemos recuperado en forma definitiva la Democracia. Estamos a  meses de cumplir los 38 años consecutivos de  restablecimiento de la Democracia y la vigencia de sus instituciones en forma ininterrumpida.  El 2 de Abril de 1916 de hace ya más de un siglo tiene el valor simbólico y concreto de haber terminado con el voto “cantado” en nuestro país. Debemos recordar y celebrar este acontecimiento porque con el voto el pueblo es el soberano de su propio destino.  Votar significa tener la posibilidad de elegir entre proyectos políticos distintos, opuestos, de elegir a  los partidos  o frentes políticos que creemos pueden encarnar mejor los proyectos  de país, provincia o ciudad con los que nos sentimos identificados.  También elegimos a los conciudadanos y conciudadanas que creemos que interpretan más fielmente  los proyectos con los que nos sentimos identificados.  En toda sociedad hay proyectos colectivos e individuales. Los partidos políticos o los frentes políticos son los intermediarios entre los ciudadanos y la conducción de los distintos niveles del Estado. De las agrupaciones políticas surgen nuestros representantes. Seguramente muchas veces nos hemos equivocados en elegir a nuestros representantes, muchas veces quienes hemos sido elegido para representar al pueblo nos hemos equivocado. Los representantes del pueblo no surgen de una probeta de  laboratorio, surgen aquí y en el mundo de las agrupaciones políticas. En la  Argentina tanto  en  nuestras  provincias como en nuestras   ciudades los políticos no vienen de marte o de algún lejano planeta, surgen de nuestra propia sociedad, son nuestros conciudadanos y conciudadanas. Por eso vuelvo a reiterar una vez más que es importante la participación cívica, la participación política en el partido con el que nos podemos sentir identificados. Y si ese partido o agrupación no existe se puede crear otra. Lo importante es la participación.   La indiferencia siempre tiene un costo.  Si los que se consideran virtuosos no participan en la vida  cívica ese lugar lo ocuparan otros.  Según los ciudadanos seamos viciosos o virtuosos las sociedades se caen o se levantan.  Somos seres humanos por lo tanto imperfectos.  Pero si nos esforzamos por ser virtuosos el  país será mucho mejor.  Así  como lo primeros radicales lucharon para conquistar el voto secreto y pudimos  elegir.  Así como las mujeres no bajaron los brazos  hasta conseguir ellas también votar y decidir en el destino del país. Hoy tenemos que alentar la participación en la vida de los partidos políticos. Para que la confrontación de ideas, de programas, de proyectos hagan  surgir las mejores propuestas para los problemas de nuestras ciudades, de nuestras provincias, de nuestro país.   Participar es un derecho  y también una obligación. En una comunidad  convivimos, nadie logar objetivos  individuales o colectivos solo. Todos necesitamos del otro.  Por lo tanto junto con el otro debemos intentar construir un país mejor. Se puede ayudar al prójimo desde una organización no gubernamental y eso también es valioso. Pero la realidad se cambia desde el Estado con decisiones políticas que impliquen cambios estructurales y de ahí la importancia de nuestra participación en la vida de los  partidos.  La Juventud luchó en 1890,los mismos revolucionarios del 90,reitero los primeros radicales con su lucha lograron que el 2 de abril de 1916  se pudiera votar libremente.   Hoy otras conquistas comunitarias están esperando. Ellas requieren de nuestra participación y de nuestra lucha.  Entonces hay que acercase para darle  vida a los partidos políticos. Desde mi temprana juventud lo hice en forma activa e ininterrumpida, nuevas generaciones ahora han tomado el testigo. Pero como pueda y con lo que pueda seguiré participando” Carlos Antonio Gorosito, Ex –  Intendente Municipal (1991-2015)- Ex Presidente del  Comité de la Pcia. de Bs As de la UCR (2005- 2007),Saladillo 2 de abril de 2021.