La Falta de vacunas la pagamos con restricciones

UCR Saladillo.

Es momento de salir a decir que la situación que estamos viviendo es consecuencia, de la ineptitud del gobierno nacional en la gestión de la pandemia.

Habiendo transcurrido 14 meses desde iniciada la pandemia, es evidente la ineficiencia en la toma de decisiones y en la forma de combatir este virus, el que conlleva básicamente a trabajar fuertemente sobre tres aristas indispensables: Comunicación – Testeos y Vacunas; la mala gestión de estos ejes hoy nos conduce, nuevamente, a la restricción y al encierro como medida inevitable.

La comunicación fracaso y perdió credibilidad desde el momento que con bombos y platillos prometieron la vacunación de veinte millones de argentinos/as para los primeros meses de este año, que hoy NO ESTÁN.

La comunicación oficial entró en un juego de confrontación y búsqueda de culpables, en lugar de generar datos e información que garanticen la construcción de previsibilidad. La politización de la Campaña de Vacunación; el vacunatorio VIP, y particularmente en el caso de Saladillo y la Región Sanitaria X, la falta de respuesta al pedido de informe realizado por el Bloque de J x C, en febrero del 2021, profundizan la falta de transparencia, lo que hace que a la fecha sigamos sin saber quiénes son los vacunados en nuestra ciudad.

Los testeos fueron y siguen siendo escasos, enSaladillo hasta que el municipio comenzó a testear todos los días en los CAPS (afrontando en su totalidad el costo económico que esto conlleva), éra uno de los distritos que menos hisopados tenía por cantidad de habitantes producto de la falta de insumos y test por parte de la Provincia de Buenos Aires.

La Campaña de Vacunación es insuficiente y lenta, sólo el 4,9% de los argentinos, recibieron dos dosis de alguna fórmula contra el coronavirus, lo que representa un esquema de inmunización completo.

Es vergonzoso que el gobierno siga sin poder explicar qué pasó con los acuerdos incumplidos con laboratorios proveedores de vacunas, lo que hace que hoy estemos con esta baja cobertura de inmunidad, con millones de argentinos/as a la espera de ser llamados para recibir la 1º dosis de la vacuna; sin mencionar la incertidumbre y la angustia de quienes aún esperan sus 2º dosis.

Por todo lo expresado, es que resulta importante acompañar las medidas de confinamiento e intensificar los cuidados que nos permitan salir de esta dura Segunda Ola que estamos atravesando; siendo necesario e indispensable que el gobierno nacional y provincial entiendan que el margen de tolerancia social y económico está agotado y que si realmente nos quieren cuidar el camino es INDEFECTIBLEMENTE, acelerando la vacunación, profundizando los testeos y con transparencia en la comunicación.