10 DE JUNIO DÍA DE REAFIRMACIÓN DE LOS DERECHOS ARGENTINOS SOBRE MALVINAS

“EN HONOR A NUESTROS COMPATRIOTAS QUE OFRENDARON SUS VIDAS EN LA GESTA DE 1982 PARA RECUPERAR LAS ISLAS Y A TODAS LAS LUCHAS POLÍTICAS Y DIPLOMÁTICAS, JAMÁS DEBEMOS RENUNCIAR AL DERECHO A RECUPERAR NUESTRAS ISLAS POR LA VÍA PACÍFICA” CARLOS ANTONIO GOROSITO.

“Pfizer no pidió cambiar la ley ni nada de eso, pidió un seguro de caución como se lo pidió a todos los países del mundo, que es algo razonable. No pidió los hielos continentales. Bueno, las Malvinas se las podríamos haber dado”, estas declaraciones pertenecen a Patricia Bulrich y están registradas entre otros medios en la edición del 28 de abril del diario El Día de La Plata. Declaraciones que me dejan azorado y que por supuesto repudio y rechazo. La traiciono el subconsciente a la dirigente política, quizás haya muchos que piensen igual a ella. Estás expresiones y cualquiera en el mismo sentido contribuyen al proceso de desmalvinización que pretenden algunos. Hoy más que nunca debemos reafirmar nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, islas adyacentes y sector Antártico. Hoy 10 de junio no es una fecha más en nuestra historia. Hace 192 años el 10 de junio de 1829, El Gral. Martín Rodríguez a la sazón Gobernador de la Provincia de Buenos Aires junto con su Ministro de Gobierno Dr. Salvador María del Carril por intermedio de un decreto ley crearon la ‘Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico, con sede en la isla Soledad y con jurisdicción sobre las islas adyacentes al cabo de Hornos que dan hacia el océano Atlántico Sur. Eso ocurrió el 10 de junio de 1929. En los considerandos del Decreto-Ley sostenían: “Cuando por la gloriosa revolución de 25 de mayo de 1810 se separaron estas provincias de la dominación de la Metrópoli, la España tenía una posesión material de las Islas Malvinas y de todas las demás que rodean el cabo de Hornos, incluso las que se conoce bajo la denominación de Tierra del Fuego, hallándose justificada aquella posesión por el derecho de primer ocupante, por el consentimiento de las principales potencias marítimas de Europa, y por la adyacencia de estas islas al continente que formaba el Virreinato de Buenos Aires, de cuyo gobierno dependían.

Por esta razón habiendo entrado el Gobierno de la República en la sucesión de todos los derechos que tenía sobre estas provincias la antigua Metrópoli y de que gozaban sus virreyes ha seguido ejerciendo actos de dominio en dichas islas, sus puertos y costas; a pesar de que las circunstancias no han permitido hasta ahora dar a aquella parte del territorio de la República la atención y cuidados que su importancia exige.

Pero siendo necesario no demorar por más tiempo las medidas que puedan poner a cubierto los derechos de la República haciéndole al mismo tiempo gozar de las ventajas que pueden dar los productos de aquellas islas y asegurando la protección debida a su población. Y los 4 artículos del mismo establecían lo siguiente: Artículo 1°: Las islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos en el mar Atlántico serán regidas por un comandante político y militar nombrado inmediatamente por el Gobierno de la República.

Artículo 2°: La residencia del comandante político y militar será en la isla de la Soledad y en ella se establecerá una batería bajo el pabellón de la República.

Artículo 3°: El comandante político y militar hará observar por la población de dichas islas, las leyes de la República y cuidará en sus costas de la ejecución de los reglamentos sobre pesca de anfibios. Artículo 4°: Comuníquese y publíquese. Ese mismo día mediante otro Decreto designaron a Luis Vernet con el título de Comandante Político y Militar. Vernet se trasladó a Malvinas con su mujer y sus tres hijos, viajaron además con él 15 colonos ingleses y 23 alemanes, incluidas sus familias. Llevó también personal de servicio y peones en el que los rioplatenses (afroamericanos, gauchos e indígenas) eran mayoría. Al jurar la bandera y tomar posesión de su cargo, el 30 de agosto, leyó una proclama acompañada con las tradicionales veintiún salvas de cañón. En la proclama sostenía que había elegido ese día porque era el aniversario de Santa Rosa de Lima Patrona de América y que enarbolando el pabellón nacional ejercía un acto formal de dominio sobre esas tierras. La designación del Primer Gobernador de Malvinas por parte de autoridades argentinas el 10 de junio de 1829, ha hecho que el Congreso Nacional meritará esa fecha como histórica y por lo tanto el 14 de noviembre de 1973 sanciona la Ley N° 20561/73, disponiendo conmemoraciones, actos, clases especiales y conferencias en establecimientos educativos, Fuerzas Armadas y administración pública. Quién propició mediante un proyecto de ley que el Día 10 de junio de cada se celebrarse el «Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, islas y sector antártico” fue la Diputada Nacional por el entonces Territorio Nacional de la Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Esther Fadul de Sobrino. Como sabemos el Imperio Británico ocupó por la fuerza las Islas Malvinas el 3 de enero de 1833 y desde momento los sucesivos gobiernos no han dejado de reclamar ante los Foros Internacionales por nuestros derechos soberanos sobre las Islas. En ese contexto se debe destacar el trabajo diplomático y la acción política del Gobierno de la UCR encabezado por el Dr. Arturo Illia y su Ministro de Relaciones Exteriores Dr. Miguel Ángel Zabala Ortiz, que lograron que las Naciones Unidas se expidieran al respecto a través de una Resolución del Cuerpo que agrupa a las Naciones del mundo. La resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU, aprobada el 16 de diciembre de 1965, reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre el Reino Unido y la Argentina en torno a las Islas Malvinas. De igual manera, reconoció que el caso de las Malvinas se encuadra en una situación colonial, que debe ser resuelta teniendo en consideración lo expresado en la resolución 1514 (XV), donde se estableció el objetivo de eliminar toda forma de colonialismo. La resolución invita a las partes a resolver sin demora la disputa de soberanía teniendo en cuenta los intereses de los habitantes de las islas.

El entonces representante argentino ante las Naciones Unidas, Lucio García del Solar, fue uno de los principales gestores de la resolución, junto con Bonifacio del Carril, nombrado embajador extraordinario por el presidente Arturo Umberto Illia. En la Gesta de 1982 muchos de nuestros compatriotas ofrendaron sus vidas para recuperar las Islas Malvinas en honor a ellos y a todas las luchas históricas políticas y diplomáticas, debemos seguir bregando para recuperar por la vía pacífica nuestras queridas Islas. Es un mandato que nos viene desde el fondo de la historia y que mejor que al recordar el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, islas y sector antártico renovemos nuestro compromiso de seguir insistiendo y luchando para que algún día la Celeste y Blanca vuelva a flamear sobre esas tierras irredentas”. Carlos Antonio Gorosito, Ex – Intendente Municipal (1991-2015), Saladillo 10 de junio de 2021.