CES Energía denunció el robo de cobre de un equipo de la red de distribución

En la tarde del martes personal de CES Energía detectó la rotura de un transformador afectado al servicio en las inmediaciones de Gradoazo y Suquía, en la zona rural.

Según comentaron los técnicos el equipo fue derribado de su soporte a un canal para, una vez desarmado, sustraer el bobinado de cobre que posee en su interior. El hecho fue denunciado de inmediato en dependencias de la policía rural.

Dado que ya se han registrado hechos bajo esta modalidad delictiva, desde la CES «se solicita a los vecinos de Saladillo que ante movimientos extraños de personas que no estén realizando tareas de reparación en la vía pública y manipulen cables de energía, se notifique inmediatamente a la guardia». Quienes roban energía o equipos de distribución «no sólo afectan la calidad del servicio, también se exponen a graves accidentes poniendo en peligro la vida de los demás, al tiempo que se arriesgan a severas sanciones económicas y legales.