RETRATO DE ROSARIO VERA PEÑALOZA “(25-12-1873- 28-05-1950) AL JARDÍN 907

“DURANTE MI VISITA AL JARDÍN 907 “EL PRINCIPITO” ADEMÁS DE LA ENTREGA DE JUEGOS INFANTILES HICE, ENTREGA DE UN RETRATO DE ROSARIO VERA PEÑALOZA REALIZADO POR EL ARTISTA PLÁSTICO JUAN CARLOS FRANCO COMO UNA MANERA DE REIVINDICAR A LA PIONERA DE LA EDUCACIÓN INICIAL EN NUESTRO PAÍS.” CARLOS ANTONIO GOROSITO.

“El pasado 10 de agosto visite el Jardín de Infantes 907 “El Principito” donde hice entrega de un tobogán y hamacas de caucho que fueron incorporados al sector de juegos del mencionado establecimiento educativo de nivel inicial. También ese día le hice entrega a la Directora Jardín Docente Paola Espinosa de un cuadro con la imagen de Rosario Vera Peñaloza que fuera pintado por el artista plástico local Juan Carlos Franco. Entregar el cuadro con el retrato de la legendaria maestra riojana es una manera de seguir valorizando el rol que ella desempeñó en la educación pública de nuestro país. Como sabemos la Maestra de la Patria como ha sido llamada con justicia fundó el Jardín de Infantes anexo a la Escuela Normal de La Rioja, el primero de una larga serie que continuaría en la ciudades de Córdoba, Buenos Aires y Paraná, abocándose también al estudio de planes y programas de educación preescolar. Rosario Vera Peñaloza no sólo fue difusora de los principios de Fröbel ( en referencia a Friedrich Fröbel o Froebel, conocido en los países de habla hispana como Federico Fröebel, que fue un pedagogo alemán, creador de la educación preescolar y del concepto de jardín de infancia, llamado «el pedagogo de la innovación») y Montessori en (en referencia a María Tecla Artemisia Montessori, más conocida como María Montessori primera médica italiana, estudiosa de los métodos de aprendizaje de los niños) sino que se dedicó a estudiarlos, compararlos y adaptarlos a la realidad argentina. Adecuó el material didáctico realizándolo con desechos para que estuvieran al alcance de toda la población; recomendaba la observación de la naturaleza y el aprovechamiento de los variados e innumerables materiales que la misma proporciona. Con algodón, paja, lana, piedras o arena podían, las maestras, permitirse una mayor creatividad con bases científicas, nada librado a la improvisación. Para Rosario Vera Peñaloza, el juego en el jardín de infantes adquiere un valor de estrategia casi excluyente y lo confirma cuando dice: » … es así como trabajamos aunque parezca que jugamos». Reitero regalar un retrato de Rosario Vera Peñaloza a los Jardines de Infantes es revalorizar permanente el aporte que ha hecho a la educación argentina impulsando la creación de los jardines de infantes y es al mismo tiempo invitar a docentes y no docentes, a todos a indagar en la vida de una de las grandes mujeres de nuestra Patria. Rosario Vera Peñaloza creyó siempre que el niño se expresa en forma creadora. Ella fue una innovadora y se le atribuye esta frase: “Siempre es lenta la marcha de las ideas nuevas. Siempre hay lucha hasta que el público las acepta y todos los que llegan a ser discípulos de tal innovación tienen que soportar críticas y advertencias injustas”. Rosario Vera Peñaloza fue una pionera y hoy en cada pueblo y cada ciudad de nuestro país hay un Jardín de Infantes y todos tenemos en claro el rol que desempeñan en el sistema educativo”. Carlos Antonio Gorosito, Intendente Municipal (1991-2015), Saladillo 24 de Septiembre de 2021.