Jimena Caballeri: «Perdí contacto con mi hija porque su padre incumplió el régimen de comunicación y nadie me brinda una solución. Estoy desesperada»

El 24 de Diciembre del 2019, después de varios episodios de violencia sufridosdurante años, tomé coraje para realizar la correspondiente denuncia contra elpadre de mi hija, quien es oriundo de Monte Grande.
Como resultado de ello, laJueza de Paz Letrado de Saladillo ordenó la exclusión de hogar y luego
restricción perimetral que continúa vigente hasta Marzo del 2022.
Intervino laFiscalía de Saladillo porque le incautaron dos armas y se inició la causa de
amenazas; una de las tres causas penales que actualmente tiene elevadas ajuicio.
En el Juzgado de Paz Letrado por Exp. 22835 se tramitó la “Comunicación dehijos” con sentencia firme el 10/09/2020. A partir de ello, se debía cumplir elconvenio de comunicación, conforme lo firmó y homologó la Jueza de Saladillo.
Así se hizo hasta el martes 07/12/21 cuando mi hija se retiró de mi domicilio a las 14 hs y nunca más regresó. Al día de hoy, no tengo ningún tipo de
contacto con ella.
Resulta importante aclarar que nunca utilicé como elemento impediente en larelación padre-hija la violencia sufrida, a pesar de las conductas socialmenteinapropiadas de su padre y de su alevosa manipulación hacia la menor. Bien
sabido es, que amenazar e intimidar es violencia, la misma que hoy está siendoejercida sobre mi hija, que por su edad está en un estado de indefensión y
vulnerabilidad.
Mi hija no me envía mensajes, ni contesta mis llamadas. En todo este tiempo se ha comunicado en muy pocas oportunidades con la abuela materna y hainterrumpido la comunicación con sus amigas.
Conclusión, por esta situación desesperante presenté con mi abogada escritosy pedidos de urgencia en la Fiscalía, en el Juzgado de Paz Letrado Saladillo,me dirigí al Servicio local y a la Comisaría de la Mujer. Fui a la escuela N° 18
para que estén informados de esta situación, y todos los lugares donde iría unamadre, que no ve a su hija desde el 7/12/2021.
Al día de la fecha no tuve respuesta de ningún organismo; solo la Fiscalía que dio instrucciones a la Policía debiendo esperar hasta el 18 de Febrero pararealizar las investigaciones correspondientes; tiempo que es imposible detolerar por una madre, que perdió todo tipo de contacto con su hija en
forma INJUSTIFICADA, y que entiende como madre y por su formaciónprofesional que su hija está en estado de riesgo.
El objetivo de mi relato es poder contar mi sentir como madre, lo terriblementeangustiante que es tener que entender y vivir en primera persona los tiempos de la justicia, que son muy lentos. Estos procesos resultan totalmentedesgastantes, teniendo en cuenta que lo que está en juego en mi caso, espoder ver, escuchar y estar con mi hija; un derecho que está siendo avasalladoy la justicia no resuelve, cuando ya pasaron más de 20 días.

María Jimena Caballieri
DNI 28052689