Francisco «Foco» Delia (1937-2022)

????????????????????????????????????

«CON LA PARTIDA «FOCO» DELIA SALADILLO PIERDE A UNO DE SUS GRANDES EMPRENDEDORES. LA HISTORIA LOCAL LO RECONOCERÁ COMO UN LUCHADOR NATO Y VISIONARIO EXCEPCIONAL. FOCO SERÁ UN ESPEJO DONDE SE PODRÁN MIRAR QUIENES TENGAN VOCACIÓN DE EMPRENDEDORES.» CARLOS ANTONIO GOROSITO.

 «Próximo a cumplir 85 años de vida falleció el 8 de enero uno de los emprendedores más significativos que ha tenido la ciudad de Saladillo. Francisco José Delia había nacido en la zona de Emiliano Reynoso el 1 de Febrero de 1937, aunque me dijo oportunamente que había sido anotado el 3 de  febrero.  Era hijo de Hortensia Susana Viola y Francisco Delia. Su padre tenía taller y herrería  y allí casi desde niño empezó a trabajar «Foco», la misma estaba sobre el camino real a  25 de Mayo.  Inició sus estudios primarios en la Escuela n° 11 de Saladillo Norte  y luego los concluyó en la escuela n°26.  A los 12 años ya manejaba la cosechadora que había comprado su padre y había aprendido a pintar, reparar y fabricar sulkys . «Picaba rejas a los 13 años y me cansaba mucho porque era flaco «me comentó «Foco» en una charla que mantuvimos hace un tiempo.  En Saladillo Norte  alquilo la herrería  y carpintería  de José Tamborini donde realizaba los trabajos que  a que me referí.  A los 18 años «Foco» en un local alquilado en Sarmiento y Sojo  comenzó a  dedicarse  a  la reparación de autos Chevrolet y Ford, mientras que su padre Pancho se dedicaba a la compraventa de automotores. Luego compra a una Estación de Servicio en  Sarmiento y Av. Belgrano que era de Eugenio del Campo y posteriormente  se la vende a José Errasti y Eraclio López. Francisco «Foco» Delia se asoció con su padre  y pusieron el Concesionario Oficial Chevrolet  con salón de Exposición  y ventas, además de taller  de repuestos y reparación.  Entre 1961 y 1963 había sido representante de Peugeot que luego ceso actividades en el país.  Cuando estaba  haciendo el servicio  militar fue a un  baile a la localidad de Álvarez de Toledo, allí conoció a  Noemí Nelly Martini, quien fuera su esposa. Se casaron cuando «Foco» ya tenía 23  años y tuvieron dos hijos: Claudia Noemí y  Marcos José Delia. También se dedicó  a la explotación agropecuaria y ganadera junto a sus hermanos. Esta es una muy apretada síntesis de las numerosas actividades que  desarrolló Francisco José Delía  durante su vida. Tuvo una participación activa en la vida comunitaria de nuestro pueblo, lo hizo desde el Rotary y fundamentalmente desde la Cámara de Comercio, Propiedad e Industria la que  presidió  en varias oportunidades.  Desde ese lugar no solo defendió los intereses de  sus representados, sino que trabajó incansablemente para que se concretarán las obras de saneamiento hídrico que necesitaba el distrito, siempre decía  que la inundaciones y las sequías perjudican a la economía  de Saladillo».  Siempre estaba pensando en nuevos proyectos y de los más diversos. Me llegó a decir.» Tengo más fracasos que éxitos» pero su tozudez  lo llevó a concretar muchos de sus objetivos y que a la postre fueron beneficiosos para nuestra comunidad.  Una vez  una periodista le hizo  a Aristóteles Onassis la siguiente pregunta:¿ Porque hizo Ud. tanto dinero?  Y Onassis le contestó:  » Vio usted aquella lamparita?  Se  refería a una que estaba detrás de la periodista. La periodista le contestó:» No la vi». Onassis replicó: «Bueno yo la vi antes que nadie».  Francisco «Foco» Delía tenía esa virtud en materia de negocios de ver las cosas que eran necesarias para un determinado momento   de  la comunidad primero que otros. Así, hace más de tres décadas nació el Canal de Cable en Saladillo. Fundó lo que hoy es Canal 5 respondiendo a una necesidad comunitaria.  Invirtió en  Estaciones de Servicios con Ventas de Combustibles y  Gas.  Construyó un nuevo Hotel en la  ciudad, hizo desarrollos inmobiliarios y construyó  un Museo Temático «Chivo Café». Fanático del automovilismo y del Chevrolet en particular. Su pasión por los fierros lo llevó a   vincularse con Juan Manuel Fangio que visitaba frecuentemente nuestra ciudad para reunirse con el genio   Augusto Ulderico «Pirincho» Cicaré.  Pirincho y Foco han tenido una relación de afecto recíproco.  Tuvo participación en la vida  política  local y fue uno de los impulsores de la constitución de la Unión Vecinal en Saladillo. Fue  candidato a Concejal en las elecciones legislativas de 1989 pero no logró acceder  al Honorable Concejo Deliberante.  En el año 2003 se presentó también por la Unión Vecinal como Candidato a Intendente donde  el pueblo me eligió para mi cuarto mandato consecutivo como Intendente.  «Foco» Delia tenía origen político en el radicalismo pero su pensamiento estaba más vinculado a  las ideas del Ing. Álvaro Alsogaray.  Yo empecé a tratar a Foco con frecuencia en la década del ’70,en el año 1974  integró la Comisión Directiva del Comité Local de la UCR como Tesorero o Protesorero. Yo a la sazón era Secretario de la Juventud Radical de la Pcia. de Bs.As de manera que alguna vez le fui a pedirle  un auto para trasladarme a  alguna reunión a otras ciudades de la provincia.  Foco me decía «Vos sabes que yo no pienso como  ustedes, pero igual te voy a prestar un auto».  Me prestaba el auto con nafta y con chofer. Así era   «Foco», ahí estaban sus actos de generosidad.  Cuando comenzó el proceso de reafiliación para las elecciones internas que  debían nominar a los candidatos para las elecciones generales  de  1983. Fui a la agencia Chevrolet  a afiliarlo al radicalismo junto al Dr. Hipólito Marcelo Teves( Polo).  «Foco» nos dijo: «Yo no me voy a afiliar  porque no coincidió con las ideas de ustedes, no voy a firmar mi adhesión a un partido con el que no coincido, pero si colaborare económicamente con la campaña  en Saladillo».  Otra muestra más de cómo era Francisco Delia.  Yo fui Concejal (1983-1987 y Diputado Provincial  1987-1991).  En 1991 el radicalismo debía elegir su  candidato a Intendente.  Dentro del radicalismo yo pertenecía a la Corriente  de Opinión  Nacional (que lideraba Federico Storani)  en ese espacio estábamos el entonces Intendente Francisco Ferro y yo.  Ferro con todo su gabinete entre el que estaba el actual Intendente José L. Salomón apoyaban al Señor Armando Collada. Yo tenía problemas para financiar  mi campaña.  Fui a hablar con «Foco» que era propietario de la señal de Canal 5. Las elecciones se hacían en abril (las  internas de las internas) y le dije que no podría juntar el dinero de  la  publicidad hasta finalizar el mes de junio.  «Foco» dio instrucciones para que me tomaran la publicidad. Yo resulté ganador en esa contienda interna.  A principios de julio fui a pagar. Recuerdo ese día como si fuera hoy. Foco llamó a Eduardo Lunatti de la parte administrativa y le dijo: «Tráeme la factura de Gorosito».  «Foco»  rompió  la factura frente a mí y la tiró al cesto de la basura. Le dije: ¿Pero qué haces Foco?» y él me contestó: «Te la jugaste solo y eso tiene un valor por eso  no te cobro nada».  Es un gesto que siempre valoro y voy a recordar permanentemente.  Después  fui electo Intendente Municipal Saladillo. Con respecto a la administración Municipal «Foco» y yo tenía puntos de  vista muy diferentes. Y por lo tanto hubo muchos momentos de tensión en nuestras relaciones, que fueron públicas, además «Foco» era  Presidente de la Cámara de Comercio.  Las tensiones llegaron a tal magnitud que amerite un encuentro personal que sirvió para limar asperezas. Mantuvimos las diferencias pero la relación fue más amigable.  En el año 2007 (en el mes de marzo) tuve un gran accidente donde casi pierdo  la vida.  Fui traslado a Bs.As para mi atención. Después de días de luchar entre la vida y la muerte y recuperado el conocimiento, pude empezar a recibir visita. Un día me llené de emoción al ver a «Foco» al lado de mi cama  con  palabras de aliento: «Carlos cuando vuelvas a Saladillo y reasumas como Intendente inauguramos el Hotel».  Ese día también me dijo: «te traje una corbata de mi viaje a China».  Foco sabía de mi gusto por las corbatas de manera que cada vez que viajaba al exterior me traía una de regalo. Cuando regresé a Saladillo y  antes de resumir como Intendente, era previo a  las elecciones de 2007, me reuní con él en la Estación de Servicio «El Sol»- Me regaló la corbata que me había traído de su viaje.  Y me dijo además: «Ya no me presentaré más como candidato a Intendente por la Unión Vecinal y los votos de la derecha, la parte mía irán para vos, la otra parte de la derecha no sé». Nunca le pregunté cuál era la otra parte de la derecha.  Pero le agradecí su gesto. Desde ese momento tuvimos una  relación más fluida, de amigos, compartimos reuniones, asados, eventos sociales, hasta fuimos  a un evento que organizó Emmanuel Ginobili para recaudar fondos para su fundación. Cuando deje de ser Intendente el primer lugar donde fui fue a su Agencia de Automotores. Teníamos proyectado juntos un viaje al exterior que ahora nunca se concretará. Antes de la pandemia me trajo a mi casa luego de un evento social, y nos quedamos un rato charlando de cosas de la vida. Me dijo: «por ahora estoy muy bien, pero el tiempo pasa y si  algún día no puedo valerme por mi mismo, espero que el Señor se acuerde de mi». Yo le dije que pensaba lo mismo con relación a mí. El Supremo Hacedor ya lo ha llamado a su lado para el  descanso Eterno. «Foco» quería mucho a Saladillo y aportó mucho  a su desarrollo y crecimiento. Lo hizo desde su vocación como emprendedor innato. Nunca bajó los brazos para lograr sus objetivos, que trascendieron lo personal  para transformarse  en objetivos comunitarios. La historia local lo reconocerá como uno de sus grandes emprendedores y como un visionario excepcional. Quienes tengan vocación de emprendedores encontrarán en la historia y en el testimonio de Foco un espejo donde mirarse.  Este escrito tiene la pretensión de ser un modesto homenaje a uno de los grandes emprendedores de nuestra ciudad.»  Carlos Antonio Gorosito, Ex – Intendente Municipal  (1991- 2015), Saladillo 9 de Enero de 2022