De la India a Alemania… un viajecito comparando los costos (y las castas). Por Darío Nagore


Día atrás, azorado por un artículo escrito por el periodista Luciano Román (La Nación 03/01/22), tristemente
“NO DESMENTIDO”, decidí poner el foco sobre lo que estaba pasando respecto de cierta dirigencia política
que se asumía como los salvadores de la patria, generando una suerte de clase social especial de nuestro
país, con privilegios incomparables con el hombre de la calle que día a día agrega horas de trabajo y menos
tiempo para la familia.
Román sostenía que el sueldo promedio de un Legislador de la Provincia de Buenos Aires era de $800.000
(PESOS OCHOCIENTOS MIL), lo cual varía de acuerdo a la función en comisiones. Como el presupuesto de
2021 en el Poder Legislativo fue de 17.000.000.000 (DIECISIETE MIL MILLONES DE PESOS) podría
asumirse que cada legislador costó a la provincia alrededor de 11 millones de pesos mensuales. Monto
ligeramente superior para el presupuesto 2022 por lo cual esa distribución sería de casi 17 millones de pesos
mensuales por legislador.
Obviamente, el total del presupuesto también contempla el pago del mantenimiento de los Edificios de las
Cámaras, la Luz, Internet, etc. etc., por lo cual no estaría bien afirmar que un legislador accede a los montos
mencionados en el párrafo anterior. Sepa el lector realizar algún cálculo para estimar cuanta Sesiones
Legislativas hubo, que leyes trascendentales se promulgaron en Educación, Salud, Seguridad Social, Trabajo,
y otras, cuantas horas se debatieron, etc. (https://www.hcdiputados-ba.gov.ar/index.php?page=libros).
Por otro lado, y teniendo en cuenta que la República Federal de Alemania parece ser un sitio de interés
superior para nuestro país, creo pertinente una mirada que permita ver como son las cosas en allí.
Recordemos que quien fuera Jefe de Gabinete en 2015 y actual Ministro de Seguridad de la Nación (Aníbal
Fernández) afirmo que ese país “tenía más pobres” que nuestra patria. Y que algunos/as políticos/as quieren
compararse son la Canciller Alemana Ángela Merkel, quien fuera despedida con ovaciones de las cámaras
legisladoras de su país, de la Comunidad Europea, de la G20, por Oficialistas y Opositores, luego de 16 años
de ser Jefa del Gobierno Alemán.
Veamos cuánto gana un Legislador en el Estado Federal de Renania del Norte-Westfalia que posee
18.000.000 de habitantes, que tiene una Cámara Única (Landtag) con 199 legisladores. Percibe 9603 Euros,
más el pago de alguna oficina en la ciudad Düsseldorf donde tiene asiento la cámara y los gastos que ello
involucra, electricidad, internet, etc. No tiene asesores, tampoco tienen acceso a otros fondos de libre
disponibilidad.
Si como sostiene el periodista Román el sueldo de un Legislador Bonaerense en promedio fuera de $800.000
(supongamos que no es verdad lo expresado en el segundo párrafo de esta opinión), convirtiéndolos a Euros
estaría percibiendo 6800 Euros. Claro, se entiende cobran menos que un Legislador Alemán.
El problema es, que un Maestro de Escuela Primaria en ese País Europeo percibe un sueldo Básico de 5046
Euros; un Médico 4583 Euros. Es decir, el Sueldo de un Legislador es equivalente a 2 sueldos de un
Maestro o un Médico, aproximadamente.
En nuestro Provincia el sueldo de un Legislador es equivalente a 19 (DIECINUEVE) sueldos docente y
equivalente a 10 (DIEZ) sueldos médicos.
Allí radica la diferencia. Pero como esta comparación podría ser caprichosa realice el cálculo con otros estados
y países:


Estamos en bancarrota con situación de pobreza extrema, falta de trabajo, déficit educativo y en la Salud.
No creo que el Sector Sindical Docente, por ejemplo, intente disminuir las diferencias entre lo que percibe un
Legislador y lo que percibe un Docente, máxime cuando algunos de ellos adhieren ideológicamente al partido
gobernante y tienen lazos afectivos con miembros del poder legislativo.
Sería oportuno que toda la información que se manipula en los medios fuera ratificada o rectificada, porque
podríamos pensar que por allí hay una sangría importante de los fondos que todos aportamos con nuestros
impuestos.
Como sugerencia, ya que pareciera que las castas se trasmiten de generación en generación y son
hereditarias, como las monarquías, ¡¡¡¡ Muchachos…no va a quedar nada para sus proles, auto limítense!!