CONTRASEÑA: CESTEL celebra la clave de nuestra seguridad

El Día Mundial de la Contraseña se celebra todos los años el primer
jueves de Mayo y es el momento perfecto para recordarles a todos la
importancia de tener una contraseña segura para todas sus cuentas en
línea.

Contemplando la importancia de contar con herramientas seguras desde
CESTEL, en el “Día Mundial de la Contraseña”, se sugiere reevaluar la
solidez de nuestras contraseñas y reforzar nuestros esfuerzos en
ciberseguridad, ya que permite cuidar la información personal y de
nuestros dispositivos.

Para protegernos de los ciberdelincuentes, es fundamental utilizar una
contraseña diferente por cada cuenta, que sea robusta (sin fechas o
datos conocidos, mínimo 8 caracteres con letras, números y símbolos),
cambiarla regularmente y activar doble autenticación siempre que sea
posible.

CLAVES PARA LAS CLAVES:

Usar una combinación de caracteres: Tener una contraseña que esté
compuesta por frases simples o por fechas importantes para la vida
personal del usuario es una práctica muy común. Sin embargo, este
hábito debilita seriamente a una contraseña, ya que los
ciberdelincuentes pueden encontrar fácilmente información como los
cumpleaños. Para evitar esto, utilice siempre una secuencia aleatoria
formada por una combinación de diferentes números, letras y símbolos
para cada plataforma.

Una contraseña diferente para todo: con tantas aplicaciones y
servicios que ahora requieren detalles de inicio de sesión, es
tentador repetir la misma contraseña única para todos, pero es una
mala idea. Al igual que no tenemos la misma llave para abrir nuestra
casa, oficina o automóvil, no debemos usar la misma contraseña para
todo. Esto solo hace que sea más fácil para los hackers “abrir” toda
nuestra vida digital. Si le parece difícil recordarlas todas, siempre
puede emplear la ayuda de un administrador de contraseñas.

Cuanto más caracteres, más fuerte: Es cierto que cuanto más larga sea
una combinación, más difícil es recordarla. Pero es una de las mejores
maneras de mantener segura la información, así que asegúrese de usar
al menos 8 dígitos para ajustarla a los niveles de seguridad.

Realizar cambios regulares: Cambiar su contraseña regularmente puede
parecer un desafío casi imposible. Sin embargo, esto se puede hacer de
forma más sencilla usando el mismo patrón básico y agregando
diferentes combinaciones a partir de ahí. De esta manera, será más
fácil de recordar y más fácil de cambiar con regularidad.

Activar la autenticación de dos factores: Al tomar todas las medidas
anteriores, se mejora la calidad de una contraseña (algo que sabe)
pero también es fundamental implementar un doble factor de
autenticación (algo que posee, como un token por ejemplo). Puede
ocurrir que surjan nuevas amenazas, como el robo de datos de un
dispositivo infectado o que sea atacada alguna empresa con sus datos,
por lo tanto, activando este segundo factor impedirá el acceso de un
atacante o persona no autorizada si el usuario y contraseña se ven
comprometidos.