Hoy comienzan, en el Club Argentino, con la revisación médica de los niños que participan en el Che Pibe Juga


En conferencia de prensa, La Secretaria de Deportes Mónica Fernandez, el Director de la misma cartera Pablo Lombardo y el Director de Salud Martín Loiza presentaron al Dr. Cardiólogo Gustavo Pontiveros quien integra la Fundación para la prevención de la muerte súbita y que vino a Saladillo para integrar el equipo que revisará a los niños.

Informaron que hoy comienza la revisión médica de los chicos (alrededor de 1000) que están dentro del programa Che Pibe Jugá empezando por el Club Argentino, citando la categoría sub12 para luego continuar en otro día con las demás.

Fernandez dijo que el equipo estará integrado por los Doctores Martín Loiza, Patricia Gatti y Gustavo Pontiveros, además de la nutricionista María Inés Lissaso y que para la revisacion de los niños acondicionaron las diferentes sedes de los clubes, además de contar con los CAPS cercanos al lugar donde se llevará a cabo dicha revisacion.

Agregó que los padres de los niños como así también las entidades deportivas serán notificadas de la fecha en la que les tocara la revisacion.

El Dr. Loiza dijo que era preocupante el tema de la obesidad en la infancia y que focalizaran las revisaciones en la parte alimentaria y cardiológica.

Añadió que el año pasado detectaron varios casos de arritmia en los niños y que recientemente fue intervenido uno de los niños al cual le habían detectado esta anomalía en su corazón. “Estamos muy contento con que se detecten ya que es de índole preventivo en caso de los deportistas”.

Destacó que la revisión médica se llevará adelante en tres partes, la primera donde se tomará el peso y la talla donde se sacará el índice de masa corporal, la segunda será una revisión clínica y la tercera se hará un electrocardiograma.

El Dr. Pontiveros expresó por su parte de que estos controles sirven mucho para prevenir lo que se llama muerte súbita en los deportistas además de conocer si en el futuro pueden desarrollar alguna enfermedad cardiaca.

Por último, Pablo Lombardo dijo que la idea era también que las instituciones deportivas puedan aprovechar estos controles para sus propios niños, sobre todo el fútbol.