LEBENSOHN HA SIDO Y ES LA EXPRESIÓN DE UN RADICALISMO PROGRESISTA

«LEBENSOHN HA SIDO Y ES LA EXPRESIÓN DE UN RADICALISMO PROGRESISTA Y CON VOCACIÓN POPULAR Y MAYORITARIA. FUE UNO DE LOS PENSADORES MÁS BRILLANTES DEL   PARTIDO. NOS DEJÓ UNA SENTENCIA QUE MUCHAS VECES OLVIDAMOS: DOCTRINA PARA QUE NOS ENTIENDAN, CONDUCTA PARA QUE NOS CREAN»  CARLOS  ANTONIO  GOROSITO.
«Un paro cardiaco se llevó de este mundo el 13 de junio de 1953 hace 69 años a Moisés Lebensohn, tenía 45 años y desde el inicio su militancia juvenil le había impuesto su impronta doctrinaria a la UCR. Félix Luna que escribió sobre varios líderes del radicalismo entre ellos Yrigoyen y Alvear dijo del «Rusito de Junín»: «Lo más importante de Lebensohn es la pasión que lo animó y la jerarquía que dio a la política como instrumento para mejorar la vida colectiva». Ciertamente Lebensohn concebía a la política como el instrumento para mejorar la vida colectiva, era de los que pensaban que mientras estemos sobre la Tierra que la vida sea lo más decente posible. Tanto en la Juventud Radical primero y luego en el  partido su militancia estuvo orientada a esos objetivos. Alzó su voz contra todo tipo de autoritarismos y la concreción de la justicia social formaba parte del corazón de su pensamiento. En esa línea cuestionó el aspecto autoritario del peronismo en su momento, por eso fue encarcelado, pero al mismo tiempo defendió con fuerza las políticas sociales del peronismo y por eso fue calificado de «traidor y comunista. Uno de las frases pronunciadas por Lebensohn y que repetimos con mayor frecuencias los radicales es: «Doctrina para que nos entiendan y conducta para que nos crean». Estaba significando que debíamos hablarle a la sociedad, al hombre común de carne y hueso, con sus alegrías y con sus dolores, y decirle que el radicalismo estaba dispuesto a representarlo y dar respuestas a sus necesidades desde la representación popular es decir desde los poderes ejecutivos o legislativos en los distintos niveles. Pero al mismo tiempo nos señalaba que no íbamos a tener tal adhesión popular sino dábamos testimonio con nuestra propia conducta. Las ideas y propuestas de Lebensohn fueron de avanzada para su tiempo y además en el radicalismo buscaba acentuar la concepción social del Yrigoyenismo en el marco de un partido emancipador, popular y democrático. Moisés Lebenshon pensaba en un radicalismo siempre vinculado a las causas populares y la defensa de los valores republicanos, pensaba en un radicalismo alejado de cualquier concepción elitista y antipopular. Lebensohn nos empujó a la militancia juvenil en búsqueda de una sociedad mejor. Nos invitaba y nos impulsaba a seguir proyectos, programas, ideas. «No sigan hombres sigan ideas» nos dirá más adelante Raúl Alfonsín que siempre rescató el ideario lebensohniano. La centralidad del pensamiento de Moisés Lebensohn siempre estuvo puesta en hombre, en el ser humano como el alfa y el omega, como el principio y el fin de todas nuestras acciones. Recordar a Lebensohn en el 69 aniversario de su fallecimiento es recordar a uno de los pensadores más brillantes que tuvo el radicalismo y a uno de sus dirigentes más progresistas y es también recordar al mismo tiempo en el a Alem, Yrigoyen, Sabattini, Larralde, Illia, Balbín y Raúl Alfonsín entre tantos otros. Ellos todos querían un radicalismo de mayorías y en la defensa permanente de los intereses populares. Que los radicales olvidáramos a Lebenshon y nuestros grandes dirigentes y padres fundadores del partido sería como que nos olvidáramos de los Padres Fundadores de la Patria como San Martin, Belgrano, Moreno y Güemes entre otros. Ellos lucharon por una argentina para todos y no para unos pocos. Lebensohn y los padres fundadores del radicalismo también pensaron y lucharon por lo mismo. El mejor homenaje que podemos rendirle es inspirarnos en ellos para intentar resolver los problemas argentinos del Siglo XXI.» Carlos Antonio Gorosito, Ex – Intendente Municipal (1991-2015) Ex – Presidente del Comité de La Pcia. de Bs.As de la UCR ( 2005-2007),Saladillo 13 de junio de 2022.