Fútbol: Del Carril derrotó a Unión Apeadero por 1 a 0 en la primera final que terminó con incidentes

Este domingo se disputaron los encuentros de ida correspondientes a las finales de los tres torneos que organiza la Liga de Fútbol de Saladillo denominado «Copa José Di Pascual».

En el primer encuentro del fútbol femenino celebrado en el estadio «Daniel Carbonari», Unión Apeadero y La Lola igualaron 2 a 2 en un entretenido partido.

A continuación se disputó la primera de las finales del torneo de Reserva entre Unión Apeadero y Cazón igualando 2 a 2.

Los goles los anotaron Altunez y Ortelli para los locales,poniendo en ventaja al local al cabo del primer tiempo, mientras que Casella y Carletti convirtieron para los «cazoneros».dejando abierta la definición del torneo para el próximo encuentro en el estadio Joaquín Benítez de la localidad de  Del Carril.

Por su parte, y ante un gran marco de público (2500 personas aproximadamente), se desarrolló la primera final de la máxima categoría del fútbol saladillense donde Unión Apeadero cayó derrotado en su estadio frente a Defensores de Del Carril por 1 a 0 con el tanto anotado por Bertolet a los 17 minutos del segundo tiempo, luego de un disparo de tiro libre desde el sector derecho que se le metió en el palo derecho al arquero local.

En cuanto a las acciones se disputó un partido parejo, donde la visita jugó un poco mejor y se llevó la primera final del torneo de Primera División.

La definición en principio será el próximo sábado 30 de Julio en el estadio Joaquín Benítez.

Cuando se jugaba tiempo se descuento el árbitro del encuentro Carlos Servidio dio por finalizado el encuentro antes del tiempo decretado, ya que el técnico de Unión Apeadero, José Bau tuvo un cruce de palabras con el técnico Luciano Falasco, donde el árbitro expulsa al técnico local, este se dirige hacia el banco de suplentes donde estaba el técnico florense empujándolo por la espalda, este cae al piso y su cabeza pega contra el piso produciéndole un traumatismo seguido de convulsiones. En el lugar no había una ambulancia, ni tampoco servicio médico en el estadio, pero por suerte había un médico como espectador quien pudo controlar y tratar de estabilizar al técnico visitante, esperando la llegada de la ambulancia del nosocomio local.

Un hecho de violencia repudiable que nada tiene que ver con lo realizado por los jugadores durante los 90 minutos, quienes jugaron una final con los dientes apretados como deben jugarse este tipo de encuentros, pero que lamentablemente empaña al fútbol de Saladillo.

El técnico Luciano Falasco fue derivado al Hospital Posadas donde se le realizaron estudios, entre ellos una tomografía computada y quedará en observación por 24 horas.