ME GUSTARÍA SABER SI EL INTENDENTE SALOMÓN ACUERDA CON ESTOS DICHOS DE IGUACEL

En estos días en la publicación del Semanario La Mañana, vemos una nota realizada al intendente de Capitán Sarmiento, Javier Iguacel, junto al intendente de Saladillo, José Luis Salomón.

Los dichos de Iguacel desprestigian la labor docente, ponen en riesgo el acceso igualitario al trabajo, la salud y la jubilación docente.

Expresa opiniones en las que se advierte un desprestigio a la educación pública, y a la organización de los y las docenes como interlocutores para construir y garantizar la educación.

Quiero expresar al respecto que la educación en nuestro país históricamente ha sostenido la importancia de ser pública, gratuita y obligatoria y se reconoce al Estado como el responsable de garantizar que este derecho se cumpla, concepto este que no siempre es reconocido por los gobiernos de turno.

Considero por tanto que es necesario recordar la “profunda desinversión” en materia educativa que llevó adelante el gobierno de Cambiemos, del cual Iguacel fue funcionario.

Entre 2003 y 2015 el gasto consolidado aumentó en promedio un 2,7% del PBI, pasando del 3,4% al 6,1%; entre 2016 y 2019 cayó en más de 1,3 puntos del PBI, finalizando en 2019 en 4,8%.

Esta sustancial caída de la inversión educativa significa que el Estado Nacional destinó a cada estudiante, en términos reales (considerando el año 2020), $10.886 menos por año. Esta desinversión afectó a un número importante de áreas de la educación como: formación docente, infraestructura, innovación, evaluación, conectividad y tecnología, políticas socioeducativas, educación superior, FONID (Fondo Nacional de Incentivo Docente)

El incremento del presupuesto educativo, la inversión en la construcción de edificios, el acondicionamiento de los ya existentes, los programas de conectividad, los libros, la discusión en términos pedagógicos sobre los diseños curriculares y la organización de la educación, implican la existencia de un Estado presente, que se haga cargo de la educación de los pueblos. Y no de estados irresponsables de los destinos de la gente, que entregue la educación a los sectores privados. Cuando gobierna el mercado, sabemos que nunca es en favor de las mayorías.

Continuando con los dichos vertidos por Iguacel en la nota mencionada, creo necesario expresar que la organización de los trabajadores permite generar espacios de discusión y de defensa de derechos de las mayorías trabajadoras, esto es lo que representan los sindicatos. Históricamente, los gobiernos neoliberales han intentado destruir la organización de los y las docentes y  estudiantes para imponer lógicas de ajuste. El colectivo docente no se olvida que, en 2017, la gobernadora Vidal llamaba a inscripción a “voluntarios” para reemplazar a los docentes que hicieran paro; un modo de deslegitimar el reclamo docente desde la ilegalidad y la total falta de respeto a la figura del trabajador de la educación.

Este señor ha sido parte de un gobierno que ha desfinanciado la educación, y no han avanzado más porque nuestro país tiene una fuerte impronta en la defensa de la educación pública, tal es así que tenemos una de las universidades dentro de los primeros lugares en los ránquines mundiales.

Hemos escuchado en nuestra ciudad al intendente José Luis Salomón hablar en favor de la educación pública en reiteradas oportunidades, incluso defendiendo la próxima llegada de la Universidad a Saladillo.

En estos días lo vemos compartiendo una nota con el señor Iguacel, referente del espacio político que comparten, en la cual claramente desprestigia la educación pública y culpabiliza a la organización de los trabajadores como herramienta de conquista de derechos.

Concretamente entonces, ¿qué piensa el intendente Salomón?

Creo y defiendo que la única manera de garantizar el pleno derecho a la educación y los aprendizajes de nuestras y nuestros estudiantes es con un Estado presente y responsable que financie de forma sostenida e integral el sistema educativo, y que habilite la participación de los y las docentes en la construcción de la escuela pública que nuestros y nuestras estudiantes necesitan.

Silvina Cotignola

Concejala Frente de Todxs