Buzzi en Saladillo: “el problema de inflación en los alimentos no nos encuentra a los productores como principales responsables”

En las instalaciones de la Cooperativa Agrícola, se realizó el sábado una reunión de la Federación Agraria donde se trató la comercialización del trigo cuyo precio e interés de compra no es el adecuado. A la misma, asistió sorpresivamente el presidente de FAA, Eduardo Buzzi.

José Trentino de Federación Agraria Saladillo, agradeció la presencia de Buzzi que se acercó a esta reunión con el objeto de hablar temas internos de la entidad y la discusión por los problemas que, a través del modelo económico que se está llevando desde el Gobierno Nacional, se da con la comercialización del trigo y, si bien apoyan la ley de no extranjerización de la tierra, también se debiera apuntar a la forma de explotación de la misma dado que los pequeños y medianos productores van desapareciendo en pos de la concentración.

Buzzi, por su parte explicó que cuando el consumidor paga 8 o 9 pesos el kilo de pan, el productor recibe 60 o 70 centavos por kilo de trigo; que cuando el kilo de queso puede alcanzar los 70 pesos un buen sardo, se hace con 10 litros de leche que pagan $1,5 por litro al productor. En base a esto, aseguró que el problema de inflación en los alimentos no nos encuentra a los productores como principales responsables y este Gobierno debiera resolver que cuando se compra carne picada, leche, pan etc no paguen impuestos y quienes se quedan con la ganancia de lo que termina pagando el consumidor. En este sentido criticó que 8 cadenas hipermercados son los que manejan el 40 % de los alimentos en la Argentina y a ellos Guillermo Moreno no los toca, los acaricia al igual que hace con el negocio de granos y las 4 o 5 multinacionales de exportación.

Reiteró que la concentración en el uso de la tierra termina sacando a los que generan empleo y arraigo a los pueblos, lo que dependen de que haya más familias trabajando y no menos factores concentrando, siendo preferibles 200 productores de 500 hectáreas a un pool de 100 mil hectáreas que le de trabajo a 40 o 50 prestadores de servicios.

Resaltó la decisión de la Presidenta de la Nación de la ley de la no extranjerización de la tierra pero reiteró la necesidad de una ley de arrendamiento que diga quiénes son los que van a trabajar la tierra, los chcareros o los pooles de siembra, “hasta ahora el Gobierno ha elegido a los pooles de siembra”.