Debido al anuncio efectuado por el Gobierno Nacional de bono para el sector privado, las entidades N.E.N.B y REMPSAL,  la cual esta Cámara forma parte de ambas, han emitido un comunicado expresando la disconformidad por lo que implica para las PYMES

Preocupación de la FNENB por el bono dispuesto por el Gobierno Nacional.
En relación al pago de un bono de fin de año para los trabajadores del sector privado
decretado por el Gobierno Nacional, desde la Federación del Nucleamiento Empresarial
del Noroeste Bonaerense (FNENB) expresamos que:
Teniendo en consideración las bajas en las ventas registradas por los comercios en los
últimos meses causa de la falta de mercaderías y el déficit de stock por la escasez de
insumos para su fabricación, y además considerando las variaciones técnicas por
mantenimiento de las plantas industriales, el sector privado se vería dificultado en la
compensación de las exigencia, las cuales consideramos arbitrarias.
Por causa de estos aspectos coyunturales de la economía nacional, se suman el pago del
sueldo de mes de diciembre, aguinaldo y vacaciones, por lo que afrontar el pago de un
bono pone en riesgo la rentabilidad de las empresas en general, pudiendo causar daños
irreparables.
Nos sentimos en la urgencia de manifestar nuestra preocupación fundamentada en la
pérdida del poder adquisitivo, que por sí misma no ampara la imposición de este tipo de
medidas, teniendo en cuenta la proximidad de las paritarias previstas para los primeros
meses del 2023.
Es por todo esto, que rechazamos la disposición del Gobierno Nacional

COMUNICADO DE PRENSA
La región empresarial del Salado (REMSAL), entidad que
nuclea una veintena de cámaras de comercios e
industrias situadas en otro tantos distritos de la Provincia
de Buenos Aires quiere expresar por este medio su TOTAL
RECHAZO a las Disposiciones Presidenciales mediante las
que se pretende obligar a los empresarios a pagar un plus
a sus empleados, que no está contemplado en ninguna
negociación paritaria.
Resulta evidente que en este contexto de inflación y
ventas a la baja, los pequeños empresarios no tenemos
posibilidades de trasladar a precios las variaciones
bruscas de todo tipo, normalmente el primer impacto
debe ser absorbido por nosotros. La serie de aumentos
que venimos absorviendo ya no nos dejan margen para
mas. También es notable, que el Estado se está arrogando
un derecho de disponer de recursos de terceros, sin estar
facultado para ello, estableciendo un procedimiento de
recupero parcial de muy poca efectividad dadas las altas
tasas inflacionarias vigentes.
NOS PREGUNTAMOS:
SI NO PODEMOS DETERMINAR EL PAGO A NUESTROS
EMPLEADOS….
SI DEBEMOS SUFRIR EL AUMENTO DE NUESTRA
CAPACIDAD OCIOSA POR LA ESCACEZ DE INSUMOS.
SI DEBEMOS DESTINAR MAS DEL 54% DE NUESTROS
INGRESOS A IMPUESTOS…
¿REALMENTE EL GOBIERNO QUIERE PYMES?
POR FAVOR, NO SIGAN COMPROMETIENDO
NUESTRO PATRIMONIO QUE ES TAMBIÉN EL DE
NUESTRAS FAMILIAS PRODUCTO DE
GENERACIONES DE TRABAJO.
MESA EJECUTIVA REMSAL
Carlos Cattorini
Presidente