Enfermedad

 

Te enfermas.

 

 

Un tropiezo en el camino de la vida. Un ataque a la salud. Una amenaza de la muerte.

 

 

Un desafío para que aprendas a sufrir sin entregarte derrotado, porque quien no aprende a sufrir sin destruirse, no aprende a vivir libre y maduramente.

 

 

La enfermedad, como componente del camino, nos enfrenta con distintos desafíos.

 

 

El primer medicamento para combatirla y sanar es el buen ánimo de quien enferma.

 

 

La segunda medicación es el trato cordial del médico y la buena relación con los familiares.

 

 

Así, la enfermedad, sin dejar de ser una amenaza a la salud y un preaviso de la muerte, es una oportunidad para vivir con sentido y con autenticidad, conviviendo con amor.

 

 

René J. Trossero