Un año nuevo

 

Empezar un año nuevo es una posibilidad preciosa, un regalo, una esperanza. En realidad cada mañana es un milagro. Tomar conciencia del regalo de la vida es un asombro. Por eso, más que el año que comienza, lo que interesa es este día que se te ofrece. Puede ser el último, puede ser la gran ocasión para detenerte en las pequeñas cosas que esta tierra te da. Estas pueden ser las últimas horas para entregarte con confianza a lo que cada momento te regale. Hoy es un día para luchar con ganas y gozar con calma. Hoy es un día para el encuentro con Dios. No lo dejes pasar.

De la calidad de cada día dependerá la calidad del año. Es verdad que uno también tiene que planificar cosas y elaborar propósitos a mediano y largo plazo, pero esos proyectos sólo se cumplen en la medida en que uno pone todo de sí en cada minuto y en cada día de su vida.

Hoy estás invitado a la fiesta de la vida. Hoy estás unido a todo el universo en esta celebración. No te sientas excluido, porque hay un lugar para ti y el mundo te necesita sano y feliz. Procura que este día valga la pena.

VMF