Luz en tu vida

 

Jesús prometió estar siempre con nosotros, hasta el fin del mundo (Mt 28,20). Y él cumple su palabra. Jesús resucitado, lleno de vida, está verdaderamente presente, llenando cada momento de tu existencia. Y si él está, siempre podrás tener la esperanza de salir adelante y la fuerza para volver a comenzar. Con él es posible enfrentar cualquier cosa y triunfar con su apoyo.

Jesús está y por eso ya no existen los momentos vacíos, los días sin sentido, los instantes abandonados, la soledad o el desamparo. Todo tendrá sentido, tanto tus sufrimientos como tus alegrías, porque podrás ofrecerle a él todo lo que suceda, podrás entregarle lo que vivas, y así todo se llenará de luz. Con Jesús en tu vida podrías encontrar el para qué de este día y de todo lo que te pase.

VMF