Urús sobre Cavalli: “Trate de ser menos ordinaria y honre el cargo que ocupa”

Con respecto a las declaraciones de la directora del ISFD Nº 16, ha quedado demostrado que la motivación de esta señora nada tiene que ver con defender la educación, sino que, además de cuestiones personales, la movilizan precisos intereses políticos. Y digo esto pues la señora sale en declaraciones atacando al gobierno municipal y provincial, y defendiendo al gobierno nacional, ya que le ha molestado sobremanera que nosotros nos manejáramos por la vía institucional, respetando acuerdos y promoviendo la convivencia, y reclamando ante el gobierno provincial en cuanto el accionar de la señora Cavalli no se ajustaba a lo que correspondía.

Y pido disculpas a los lectores por ser tan crudo en algunos pasajes de esta carta, pero es que no es posible seguir soportando tantos dichos que no se ajustan a la verdad y tanta agresión personal, e institucional, por parte de la nombrada.

En otro pasaje de la nota ella sostiene que “el instituto ha sufrido muchísimo en cuanto a las políticas que ha adoptado el municipio y la provincia, por la injerencia de tanta cosa política dentro de las instituciones” diciendo además que “más vale que se dejen de embromar, nosotros tenemos que trabajar para enseñar” ¡Eso es exactamente lo que venimos pretendiendo desde hace tiempo y lo que esta señora se niega a facilitar con sus actitudes decididamente rayanas con el absurdo!

La señora cree, erróneamente, que ella es la “dueña” del instituto. No señora Cavalli: usted es la directora, y como tal debe demostrar equilibrio y mesura a la hora de llevar adelante los destinos de la institución, y más aun en sus declaraciones mediáticas. Y prueba de que no está actuando con la mesura y el equilibrio adecuados, es que pregona una cosa y hace otra completamente distinta. Trate de ser menos ordinaria y honre el cargo que ocupa.

No nos mueve ningún ánimo de polemizar, nunca tuvimos un conflicto con ella. Es ella que ha descalificado permanentemente al CURS y a mi persona. Hemos padecido diferentes maltratos institucionales, que no los hemos hecho públicos porque siempre tratamos de preservar a los alumnos de ambas instituciones, y además teníamos la esperanza de que esta señora recapacitara sobre sus acciones intimidatorias y amenazantes, no solo para con nosotros, sino también para con los alumnos, docentes y personal de la institución, (que por diversas razones, como miedo a represalias por cuidar sus fuentes de trabajo o estudio, no lo dicen ni lo van a decir y hasta podrán salir a desmentirlo) pero todo tiene un límite. Nos cerraron con candado el acceso de los alumnos del CURS y callamos; nos sacaron los carteles institucionales que estaban ubicados en la fachada del edificio y callamos; nos sacaron los carteles internos de señalización del departamento de alumnos del CURS y callamos; nos cierran las instalaciones cuando a la señora se le da la gana y callamos; la llave la tiene solamente la señora, manejándola a su gusto, y callamos. Siempre nos callamos, tratando de acomodarnos en otras instituciones.

Hay muchos casos de convivencia en nuestra ciudad, y quiero remarcar el nuestro con la Escuela Nº 1, que además de colaborar con el CURS colabora con el CENS Nº 451, porque ante una dificultad se resuelve en conjunto, poniendo lo mejor cada una de las partes. Es un lujo trabajar con las autoridades y personal de la Escuela Nº 1, a los cuales agradezco y felicito.

A pesar de que la señora Cavalli nos ha insultado permanentemente, ninguneado y dicho en cada momento que ella tiene una “trayectoria” (que no ha quedado demostrado en sus actitudes, solamente en sus palabras), tratando de desviar el eje en cuestión, siempre he realizado un esfuerzo por mantener en buenos términos las relaciones, dirigiéndome reiteradas de veces para hablar con ella, siempre dentro de lo institucional. Ahora dice que a mi “no me dirige la palabra”, pero es necesario destacar que ello es así no por una decisión personal, ya que cuando recibiéramos la visita de funcionarios de la Dirección General de Cultura y Educación provincial, nos indicaron que en lo sucesivo mantuviéramos el contacto interinstitucional con la regente, la Prof. Celia Brun.

Reitero: el Centro Universitario Regional Saladillo va a seguir priorizando la convivencia y el normal desarrollo de las actividades de ambas instituciones. Nos mueve el desarrollo educativo de nuestra comunidad, no tenemos ninguna motivación mezquina ni personal, y es por eso que no claudicaremos en nuestro trabajo a pesar de las adversidades.