Labere dijo que La Cámpora pidió disculpas y que los libros “nada tienen que ver con el adoctrinamiento”

La Inspectora Regional de Educación, Susana Labere, se refirió a lo ocurrido en la Escuela Nº 14 de Álvarez de Toledo en que La Cámpora entregó libros y se publicó una foto con los chicos y una bandera del movimiento. El tema fue tratado por el periodista Jorge Lanata en “Periodismo Para Todos” (Canal 13)

Contó que el hecho ocurrió hace varios meses en 2011 y que fue para entregar unos libros remanentes de Nación, para 2º y 3º, que se usan en las escuelas normalmente y que la escuela ha utilizado. Dijo que estos textos “nada tienen que ver con el adoctrinamiento, no aparecen frases alusivas como en los ejemplos que daba Lanata de la época de Perón…”.

Dijo que ella habló el año pasado con los chicos de La Cámpora y ellos pidieron disculpas. Aclaró que la entrega de libros no está mal ya que muchas instituciones, legisladores, etc entran a las escuelas a entregar libros o equipamientos y que el error que ellos cometieron fue haber sacado la foto con alumnos y la bandera del movimiento. Dijo que ellos lo reconocieron y nunca más pasó en el Distrito de Saladillo.

Respecto de otros hechos como en la pintura de un colegio donde también se colgaron las banderas, dijo que correspondían a otro programa, que se hacía los fines de semana, sin que intervengan ellos como autoridad educativa. Explicó que en ese momento a través de la coordinadora de Política Socio Educativa se eligieron los establecimientos que se iban a pintar, quienes se pusieron de acuerdo con los que iban a llevar a cabo la obra y que desconoce si se colgó o no alguna bandera.

Remarcó que también le llama la atención de la nota que aparece “un papá, un alumno, no es que no sea valiosa la opinión pero no hubo otras voces” y que los chicos del movimiento no le solicitaron permiso a la Directora.

Dijo que se hizo hincapié en que toda entrega por donaciones o entregas, se haga en las direcciones de los establecimientos no delante de los alumnos.

Aseguró que no es nuevo que se politice la educación y que habría que ver también otras situaciones donde otros actores politizan las actividades en las escuelas.